El Comercio

Condenado a 13 años y medio de cárcel el joven estudiante acusado de abusar del nieto de su casero

  • El menor se quedaba a veces con su familia, momento que el varón juzgado empleaba para aprovecharse de él. El juez le impuesto una indemnización de 12.000 euros, libertad vigilada, prohibición de acercarse a la víctima y la obligración de someterse a un programa de educación sexual

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias ha condenado a 13 años, seis meses y un día de prisión al joven estudiante acusado de abusar sexualmente del nieto de su casero en Oviedo. Le impone además la prohibición de acercarse al menor a menos de 500 metros, a su domicilio, a su centro de estudios o a cualquier otro lugar frecuentado por él, y de comunicarse con él por cualquier medio, todo ello durante 15 años.

Asimismo, el Tribunal ha decidido imponer al joven la medida de libertad vigilada durante 5 años, con obligación de someterse a un programa de educación sexual, medida que se ejecutará una vez cumplida la pena privativa de libertad. La condena incluye el pago de una indemnización de 12.000 euros al menor. La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso de casación. Los hechos se produjeron desde que el niño contaba con 5 años y hasta que tuvo 7, entre 2012 y 2014. El procesado tenía alquilada una habitación en casa del abuelo del menor, en Oviedo, mientras cursaba estudios. El niño se quedaba en ocasiones al cuidado de su familiar, a veces también de noche. Según considera probado la sentencia, y mantenía la Fiscalía, el procesado obligó al menor a practicarle felaciones bajo amenazas.

Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito continuado de agresión sexual a menor de 13 años.

Temas