El Comercio

Fernando Hierro cambia el azul por el rosa

La fachada del centro comercial quedó ayer iluminada en rosa.
La fachada del centro comercial quedó ayer iluminada en rosa. / ALEX PIÑA
  • El entrenador del Real Oviedo se suma al Día Mundial contra el Cáncer de Mama e ilumina la fachada de El Corte Inglés para visibilizar a todas las mujeres enfermas

Es de sobra conocida la frase que dice aquello de que 'lo que no se ve no existe'. Aunque en realidad exista. Aunque sean muchas las personas que lo padezcan. Visibilizar un poco, con un grano de arena, una de esas realidades «en las que queda mucho trabajo pendiente» fue lo que hicieron ayer la Asociación Española Contra el Cáncer, El Corte Inglés y el Real Oviedo, que ayer cambió el azul por el rosa.

«Siempre estaré dispuesto a colaborar con actos como este para visibilizar a las víctimas del cáncer de mamá y fomentar la investigación contra la enfermedad», expresó el entrenador del Real Oviedo, Fernando Hierro, quien ayer aportó luz a esas realidades ocultas. Lo hizo con su misma presencia, que detuvo a los peatones, quienes teléfono en mano le pidieron una instantánea, y también con la mano inocente que apretó el botón e iluminó de rosa toda la fachada del Corte Inglés de Uría. Así permanecerá hasta el 29 de octubre con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

El acto celebrado ayer en pleno eje comercial de la ciudad discurrió paralelamente a otros ocurridos en el resto del país, donde los centros comerciales más emblemáticos se iluminaron de rosa y colaborarán durante este mes con diferentes productos solidarios. «Sabemos que este cáncer es uno de los más mediáticos, pero es verdad que afecta a muchas personas. Es el cáncer de mayor incidencia en las mujeres y afecta cada año a 27.000 nuevas mujeres», informó la presidenta de la Junta Provincial de Asturias de la Asociación Española contra el Cáncer, Margarita Fuente. Es además la visibilización de este tipo de cáncer fundamental para la prevención: «La detección precoz es fundamental y en los últimos años ha ayudado muchísimo. Se ha logrado mucho, pero queda un largo camino en la investigación», insistió la presidenta.

Todas esas enfermas eran ayer las protagonistas y no quiso Fernando Hierro acaparar protagonismos. Dejó que fuera la asociación quien hablara, aunque tras las cámaras les ofreció su colaboración incondicional. Por lo pronto, la asociación ya tiene cita el próximo jueves para hacerse una fotografía con la plantilla del club. Los azules se vestirán ese día del color que haga falta.