El Comercio

En el colegio además de estudiar, se desayuna

Los niños toman colacao, tostadas con aceite, cereales y galletas.
Los niños toman colacao, tostadas con aceite, cereales y galletas. / ALEX PIÑA
  • Los colegios públicos ofrecen esta posibilidad para favorecer la conciliación y ayudar a las familias con necesidades

  • En San Pedro de los Arcos 44 niños utilizan el servicio

Este año, las puertas de los colegios abren antes. A las siete y media. Esto no quiere decir que los niños estén delante de los libros desde esa hora, sino que los centros ovetenses sirven por primera vez desayunos, con la finalidad de que los padres puedan conciliar y también atender a las familias con necesidades.

Zolanyi es alumna del colegio San Pedro de los Arcos y cada día a eso de las ocho de la mañana acude a desayunar. Lo que más le gusta es un «colacao, zumo y cereales» y cuando en el plato ya no queda ni una miga, las monitoras Tere Arrojo e Inés Sánchez le mandan a la zona de juegos. Allí, hace construcciones y habla con sus amigas de lo que le ha pasado la tarde y la noche anterior. Una de ellas es Penélope, que tiene muy claro cuál es su bebida favorita a primera hora de la mañana: «El zumo de plátano», resalta. Media hora antes de que sonase el timbre que avisa del inicio de las clases, Hakim y Gabriel disfrutaban de su desayuno. El primero dice, mientras moja dos galletas en la leche, que prefiere «desayunar con sus amigos antes que en casa». Se lo pasa bien: es tiempo para conversar y jugar.

Cuarenta y cuatro niños acuden a la temprana cita en el colegio de San Pedro de los Arcos, según destaca la directora, Feli Álvarez. Recuerda que hace tres años, ya se desayunaba en el centro: «Me di cuenta de la carencia» que había entre el alumnado. Fue entonces cuando inició un proyecto con la ONG Ayuda en Acción y recibía una ayuda para subvencionar veinticinco desayunos al día. Ahora, siguen recibiendo esta dotación económica para la compra de material escolar y ayudar a las familias que no solicitaron la beca. Asimismo, los alumnos cuentan con un servicio de comida, al que ahora se suma, desde septiembre, el del desayuno. Un éxito.