El Comercio

Alejandro Cabaleiro.
Alejandro Cabaleiro. / M. R.

El fiscal de Medio Ambiente, sorprendido por la falta de denuncias urbanísticas

El fiscal delegado de Medio Ambiente y Urbanismo, Alejandro Cabaleiro, abrió ayer las jornadas sobre derecho urbanístico en el Colegio de Abogados. Habló de los delitos urbanísticos, justamente de esos que parecen no existir, ya que se mostró sorprendido por la falta de denuncias que le llegan por parte de los ayuntamientos en esta materia, que son las administraciones que más miedo tienen para detectar delitos relacionados con la ordenación del territorio, según recogió ayer la RTPA. Y las cifras le avalan: solamente dos de los 78 ayuntamientos cumplen con la obligación que establece la Ley del Suelo de informar a la Fiscalía de las posibles irregularidades.

La mayor parte de los consistorios se limitan, según apuntó, a dictar resoluciones por la vía de la disciplina urbanística. Cabaleiro también puso en el punto de mira a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico por no denunciar vertidos. No obstante, son los promotores particulares los que cometen la mayor parte de los delitos urbanísticos en Asturias, al construir sin licencia.

Tras la conferencia del fiscal, el magistrado y presidente de la Sala de lo Contenciosos, Jesús Chamorro, habló del control judicial de la actividad urbanística.