El Comercio

La ruta de la Revolución del 34, en papel

Por la izquierda, Benjamín Gutiérrez, Wenceslao López, Ana María Alonso, Adrián Gayo, Aroa Raposo y Rubén García en la presentación de la obra.
Por la izquierda, Benjamín Gutiérrez, Wenceslao López, Ana María Alonso, Adrián Gayo, Aroa Raposo y Rubén García en la presentación de la obra. / PIÑA
  • La Fundación Muñiz Zapico edita una guía del acontecimiento político en Oviedo con mapas, fotos, cronología y prólogo del alcalde

La Fundación Juan Muñiz Zapico presentó ayer la versión en libro de su ruta de la Revolución del 34, elaborado por todos sus colaboradores, que destaca por sus ilustrativas fotografías de época del conflicto, tanto terrestres como aéreas. Por ejemplo, explica el director de la entidad, Benjamín Gutiérrez, en una de ellas, que muestra en primer término el cuartel de Pelayo, se aprecian unas marcas para la aviación que dicen: 'SOS víveres'.

Al acto de presentación acudió el prologuista de la obra, el alcalde, Wenceslao López. El regidor destacó «un episodio clave en la historia de Oviedo que debemos conocer y transmitir a la siguiente generación», además de un «camino cultural olvidado de interés económico para el municipio».

Sobre la marcha de la comisión para la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica que preside, parafraseó a José María Aznar: «Estamos en ello, trabajando».

Por su parte, Rubén García, coautor de la obra, señaló que el objetivo era «rescatar la Historia en mayúsculas que iba cayendo en un olvido nada inocente». En su opinión, el rechazo de algunos sectores ovetenses sirvió de «acicate» y dio una enorme publicidad a la ruta.

En el volumen, editado por KRK, hay una introducción histórica y geográfica, una cronología, el itinerario con mapas de la ruta en sí, fichas de los protagonistas e imágenes de la Revolución, junto con el relato de los sucesos.

La obra, apoyada por el sindicato CC OO -cuya secretaria comarcal de Oviedo, Ana María Alonso, se encontraba presente-, la Consejería de Cultura e IU Oviedo -representada por su portavoz, Cristina Pontón-, está firmada por un equipo de historiadores y geógrafos: Nerea Arias, Rubén García Riesgo, Adrián Gayo, Benjamín Gutiérrez y Aroa Raposo.

Según Gutiérrez, la ruta, que cumple dos años, está teniendo una acogida inesperada. Tanto, que hoy la repetirán para quienes no pudieron disfrutarla la Noche Blanca, cuando los 500 inscritos desbordaron sus previsiones. «Está más pulido, ya es la ruta definitiva», comentó el historiador.

El interés turístico por los restos de la Revolución se remonta a apenas dos días después del cese de las hostilidades, cuando se vendían postales de la ciudad mártir. Ahora la Fundación quiere mostrar la historia en su lugar a los escolares: «El resto del año hacemos la ruta con carácter pedagógico para los institutos, no somos guías turísticos. No recibimos subvenciones, pero las solicitamos para el libro», añadió Gutiérrez.