El Comercio

Parques con solo dos columpios

Sara Martínez ha enviado un escrito para denunciar una situación de la que se ha percatado desde que es madre: «Apenas hay columpios para los niños». Cuenta que tiene una hija de tres años y suele frecuentar el parque de Ciudad Naranco, donde está la estatua de Juan Pablo II. Allí hay dos columpios para niños pequeños (los grandes no pueden subir), un tobogán, dos caballitos y un sube y baja. «A veces, tenemos que esperar casi media hora para poder subir, porque hay muchísimos niños». Considera que debería ampliarse esta zona infantil, que se queda pequeña, como ocurre con otras de Oviedo.