El Comercio

Ciudadanos pide un bus turístico al Naranco los fines de semana

  • «El monte ha sido agredido por las canteras y ahora por el Gobierno local», denuncia el portavoz de la formación, Luis Pacho

Subir al Naranco en bicicleta cuesta y mucho. Las rampas junto a los desniveles hacen que esta ruta no sea un objetivo fácil y a menudo solo lleguen al pico los que dedican muchas horas a este deporte. Pero esta razón no debe ser un impedimento para que los ovetenses puedan disfrutar de este vehículo en el «verdadero pulmón verde de Oviedo», según explica el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho.

La formación naranja ha propuesto en la comisión de Urbanismo la creación de una línea de autobús que llegue cada fin de semana a la cima. El objetivo es que las familias disfruten de la zona junto a sus hijos y a la vez hagan deporte. Además, quieren que los autocares tengan dos espacios diferenciados. El primero estará destinado a que los usuarios dejen sus bicis y en el otro haya asientos. De esta forma, aquellos que quieran dar una vuelta por la zona y después descender las cuestas tranquilamente con su vehículo dos ruedas, lo podrán hacer.

Igualmente, los representantes de Ciudadanos están preocupados por el estado de conservación de este lugar. Para Luis Pacho, el Naranco ha sido «agredido con las canteras y ahora lo sigue estando con la gestión del Gobierno local». Y es que en los presupuestos locales de 2016 existe una partida de cien mil euros destinada a mejorar la zona, pero el portavoz de este grupo municipal no sabe si ya se han hecho las obras que estaban planificadas. Ahora, ha preguntado al concejal de Urbanismo sobre este asunto en comisión, pero aún no ha obtenido respuesta, ya que han alegado un «defecto de forma y se dejará para la siguiente reunión».

Una de las enmiendas que Ciudadanos presentó a las cuentas locales era aumentar las inversiones contempladas en un 600%, dedicando una partida de 700.000 euros a la construcción de un carril bici, realizar una inversión en el parque periurbano y rehabilitar de todos los espacios de la zona. Asimismo, en enero de este año el grupo planteó la visita de todo el equipo de gobierno a la zona para conocer in situ su estado y el Ejecutivo se opuso.

Por su parte, la plataforma Manos por el Naranco ha pedido realizar un plan de actuación para la «regeneración y recuperación» de este emblemático lugar, ya que durante las últimas décadas ha sufrido «agresiones medioambientales» y la «inacción» de las administraciones públicas.

Asimismo, quiere que el Ayuntamiento emprenda labores de mantenimiento en el área recreativa y que se inste a la propiedad del bar que había en esta zona a que adecente el espacio, ya que en la actualidad «se encuentra en un deplorable estado de abandono».