El Comercio

Un «empujón» desde Feijoo para los rockeros de la ciudad

El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos (abajo, segundo por la izquierda), con el técnico de la SOF Javier Batalla y el edil Diego Valiño (arriba, a la izquierda), y los músicos galardonados.
El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos (abajo, segundo por la izquierda), con el técnico de la SOF Javier Batalla y el edil Diego Valiño (arriba, a la izquierda), y los músicos galardonados. / PIÑA
  • El presidente de la SOF entrega los galardones a los tres ganadores del concurso de Rock Ciudad de Oviedo Alejandro Espina

Nadie mejor que ellos, los músicos de la región, saben lo difícil que es mantenerse en este mundo, y que un concurso de rock se mantenga durante diecinueve años tiene algo de milagro. Por eso, los ganadores de la pasada edición del Concurso de Rock Ciudad de Oviedo Alejandro Espina agradecieron ayer la apuesta por ese certamen, que no viene a ser más que una apuesta por la música en directo.

Álvaro Santullano y Luis Juesas, componentes del grupo Tigra, los vencedores de este año, destacaron además las mejoras que el pasado septiembre se apreciaron en el escenario de la plaza de Feijoo. Todo el mundo comentaba ese aumento en la «calidad del sonido durante las actuaciones», elogiaron.

El presidente de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) y concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, fue el encargado de entregar los premios que, dijo, «espero que sean un empujón para sus carreras musicales». Sánchez Ramos deseó a los participantes «mucha suerte» en el mundo musical que entre otros problemas, recordó, «sufre un IVA del 21%».

El primer premio, dotado con 4.800 euros y una actuación en las próximas fiestas de San Mateo, fue a parar a la banda local Tigra. Hace tres años que los ovetenses decidieron unirse y ya tienen un disco, 'La Cura', grabado en los estudios Fase Cuatro de Gijón. Aspiran a cuidar del mismo modo música y letra y beben desde Black Keys y The Strokes a Tom Waits, Bob Dylan y Robe Iniesta.

El segundo clasificado fue La Morgue, una banda que surgió en el verano de 2014. Nacen para tratar de dar una vuelta de tuerca a lo que se hace en la escena punk asturiana, hasta llegar a un sonido que ellos llaman swingcore. Se llevaron 3.200 euros de premio. Los terceros, premiados con 1.800 euros, fueron la arrolladora banda Gun Machine, con su contundente hard rock.