El Comercio

Limpieza renueva toda su flota «para reducir ruido y contaminación»

fotogalería

El alcalde, a la derecha, con la edil Ana Rivas y responsables de la empresa. / ALEX PIÑA

  • La empresa concesionaria, FCC, ha invertido diez millones de euros para adquirir la maquinaria, que trabaja sin pausa en el plan especial de los barrios

No hay visitante que llegue a Oviedo y no destaque su limpieza, uno de los honores de los que presume el Ayuntamiento y uno, también, en los que anda más vigilante. «Somos la ciudad más limpia de España y una de las más limpias de Europa», resaltó ayer el alcalde, Wenceslao López, que se desplazó hasta el aparcamiento del estadio Carlos Tartiere para presentar la nueva maquinaria que ayudará a que «la calidad del servicio de Limpieza no solo mejore, sino que aumente», garantizó.

Son 49 nuevos vehículos de recogida de basura y de baldeo de las calles en los que la empresa concesionaria, Fomento de Construcción y Contratas (FCC), ha invertido 6,8 millones de euros y que completan la renovación íntegra de la flota. Desde que el Ayuntamiento firmara una prórroga de la concesión de cinco años, FCC ha gastado, tal y como figuraba en las condiciones del nuevo contrato, diez millones de euros. Con ese dinero se han adquirido un centenar de vehículos y maquinaria que mejoran las condiciones de contaminación ambiental y acústica.

Una de las principales y recurrentes quejas que reciben en el Consistorio sobre el servicio de Limpieza es, precisamente, el ruido que genera y en especial las furgonetas con las que los operarios realizan el baldeo. «Siempre recibimos muchas quejas de la población por el sonido que tenían las maquinas, algo que ha ido mejorando con los años y que ahora tienen ya una separación para cerrar la parte del motor y que no haya emisiones de ruidos, solo se escuchará el agua golpeando contra el suelo», explicó la concejala del área, Ana Rivas.

La flota se renueva cada diez años aproximadamente, aunque entre medias se incorporan nuevos dispositivos, como los que hace unos meses adquirió la empresa para «fregar todo Oviedo». Recordó Rivas que el anterior equipo de gobierno había suspendido en 2012 el baldeo en los barrios: «Nosotros lo hemos recuperado y además hemos iniciado un plan especial en los barrios que todavía está en marcha», recordó. Se encontraron todo más sucio de lo que esperaban y lo que iba a ser un plan de tres meses se ha convertido en trabajo de un año.

Esa limpieza llegará hasta la última esquina de la capital. Y por el momento ya se ha hecho en Vallobín, Ciudad Naranco, Argañosa, Vetusta y las zonas de La Tenderina y la Avenida Torrelavega. El trabajo ha tocado su ecuador y si las previsiones no fallan concluirá el próximo abril, cuando también se habrán fregado Ventanielles, Guillén Lafuerza, La Corredoria. El Cristo, Montecerrao, la Florida y Las Campas.