El Comercio

Una nueva asociación luchará por sacar del olvido a Ciudad Naranco

Miembros de la Comisión Promotora muestran carteles de presentación de la asociación.
Miembros de la Comisión Promotora muestran carteles de presentación de la asociación. / LORENZANA
  • Un grupo de vecinos se une para exigir a las administraciones desde la ampliación del puente de Nicolás Soria a mayor presencia policial

Hartos de los problemas y carencias de su barrio, un grupo de vecinos de Ciudad Naranco, erigidos en comisión promotora, ha decidido unirse para crear una nueva asociación «apolítica» que «pelee por el barrio» ante el Ayuntamiento y el Principado. Quieren devolver la vida a un barrio olvidado, estimulando las reformas y la vida cultural.

«No conocemos ninguna asociación que tenga actividad en esta zona. Desde que se tiró la centralita y se consiguió al centro de salud, nada», lamentó ayer Gonzalo Díaz, miembro de la citada comisión.

Las asociaciones preexistentes, Ciudad Naranco existe y Los Puentes, no convencen a estos residentes. «No queremos que esté vinculada a ningún partido político», insiste Fide Sánchez.

El catálogo de reivindicaciones de estos vecinos es amplio, que mantendrán mañana su asamblea constituyentes es amplio. Quieren impulsar la ampliación de carriles bajo el puente de Nicolás Soria, lugar que eligieron ayer para presentarse ante los medios. También, mejorar los demás accesos por vehículo al barrio, sobre todo por la rotonda de Luis Oliver.

Son infraestructuras lo que más demandan. Para empezar, que se resuelva el asunto del fallido spa. Luego, equipamientos deportivos (actualmente inexistentes), parques, una guardería municipal, el arreglo de los pavimentos deteriorados y un centro de día.

Más orientados a la salubridad y calidad de vida, solicitan una mayor limpieza en las zonas más abandonadas, como Almacenes Industriales, que el centro de salud (el cual abastece también a gente de zonas cercanas, como Villamejil) posea más servicios médicos o la instalación de urinarios en la Pista Finlandesa. Y mayor presencia de la Policía en el barrio, para que, entre otras zonas, vigile las naves abandonadas.

Los vecinos interesados y, en especial, los presidentes de comunidades, están invitados a la asamblea constituyente de la entidad que se celebrará mañana, a las 19 horas, en el Centro Social de Ciudad Naranco. «Vamos a repartir ya panfletos para informar. Nos gustaría que participase mucha gente», animó Agustín González.

En esta primera reunión se presentará la Comisión Promotora. Los asistentes analizarán los problemas del barrio, los proyectos y elegirán a la junta directiva.

Hace unos meses, este grupo de vecinos comenzó a gestar la idea de asociarse, y el pasado mes septiembre se citaron en el centro social. Eran dieciocho. No han podido volver a reunirse por la falta de un local, otra circunstancia de la que también se quejan: «Aspiramos a un espacio propio en el centro social y constituirnos, luego ya se verá», indicó Díaz. Pero no todo son quejas, como ejemplo de éxito cuando los vecinos del barrio se unen citan la ampliación de la acera de Coronel Bobes, finalizada el pasado mes de febrero.