El Comercio

La propuesta sobre Villa Magdalena, «una broma macabra»

El concejal de Economía y Empleo aún no había mostrado su opinión sobre la petición de Comansa de aumentar en nueve millones de euros la factura de Villa Magdalena para pagar el IVA y un garaje. Sin embargo, ayer habló alto y claro: la propuesta, dijo, es «una broma macabra». Según explicó, el objetivo de Comansa es «seguir sangrando las arcas públicas» y esta situación «dice poco de quienes son estos empresarios». Asimismo, reiteró que el actual equipo de gobierno llegará hasta el final del asunto para que «los responsables paguen». «Esta situación es fruto de una gestión negligente y puede que delictiva del ejecutivo anterior, el del Partido Popular», destacó.

De igual forma, explicó que las «decenas de millones de euros» que se desembolsarán para acatar las sentencias de los juzgados supondrán «dos años de inversiones». Sin embargo, no quieren que los ovetenses paguen esta factura y por ello tiene pensado tres vías de actuación: la primera es subir a partir de enero el IBI a las grandes superficies, lo que supondrá un beneficio «de tres millones de euros». «Hasta ahora, en la ciudad no se contaba con una diferenciación y tienen que pagar más los que más valor patrimonial tengan», señaló.

La otra es eliminar «gastos superfluos» como la subvención que cada año se daba a la fundación Gustavo Bueno, la celebración de galas del deporte o El Asturcón, que hasta su cierre suponía un coste de 1,3 millones de euros. Por último, el Ayuntamiento ha pedido al Instituto de Crédito Oficial (ICO) toda «la información del fondo de estabilidad» para poder optar a él. Por su parte, el alcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, dijo hace unos días que su labor es «velar por los intereses de los ovetenses» y no entró a valorar qué le parecía esta petición sobre Villa Magdalena, ya que este asunto está actualmente en los tribunales. Sin embargo, el portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña, pidió al Ayuntamiento que no pague esta cantidad.