El Comercio

El proyecto para El Vasco contempla 50 millones de euros de inversión inmediata

El complejo de El Vasco, cuyas obras están paralizadas desde 2013.
El complejo de El Vasco, cuyas obras están paralizadas desde 2013. / MARIO ROJAS
  • Gran Bulevar confía en obtener el visto bueno municipal en un mes e iniciar las obras ya que la licencia de Jovellanos XXI «sigue en vigor»

Gran Bulevar Espacio Residencial entregó ayer en el Ayuntamiento las copias de los anteproyectos de ejecución con los que pretende retomar el fracasado desarrollo de El Vasco. La sociedad espera que el visto bueno municipal no se demore más allá de un mes, para poder iniciar las obras este mismo año, según confirmó un portavoz de la misma. En realidad, los nuevos promotores no esperan problemas en la tramitación: «Lo que hemos hecho es mejorar, y mucho, el diseño de los espacios públicos, además, no hay que renovar la licencia, está en vigor. No pedimos ni un metro más de lo que hay», expuso este portavoz.

Lo que hay son tres edificios casi rematados para un centenar de pisos en la zona más próxima a Gascona y permisos para otros tres de similares dimensiones, pero con usos diversos, en la más cercana a Martínez Vigil. En medio, sin computar, por estar bajo la rasante establecida de la parcela, hay, además de tres plantas de aparcamiento, 45.000 metros cuadrados construidos de usos terciarios, para los que Jovellanos XXI llegó a solicitar licencia de gran superficie sin éxito. El número de metros no varía, pero el proyecto, en el que se involucran Procoin y Santagadea Gestión, contempla un gran centro deportivo, asociado a pequeños negocios que refuercen el atractivo de la zona.

Inversión «inmediata»

Si todo va como esperan los promotores que rescataron el proyecto de manos de Solvia, la inmobiliaria del Banco Sabadell, la primera parte de los trabajos conllevará «una inversión inmediata de entre 50 y 60 millones de euros». Los necesarios para rematar los edificios ya construidos, urbanizar la plaza -11.000 metros cuadrados- y construir los otros tres inmuebles para los que se prevén usos hoteleros o sanitarios, entre otros.

Lo de rematar la plaza no es menor. Vasco XXI dejó un espacio vacío y desangelado, que Gran Bulevar quiere mejorar «facilitando la accesibilidad», uniendo El Antiguo con La Vega, para generar un lugar con atractivo propio, propicio «para las relaciones sociales», con un diseño «moderno y sostenible».

El meollo del asunto está de nuevo en el medio. Los 45.000 metros comerciales son un exceso del pasado. Las grandes superficies, como la heredada bajo el Calatrava, sufren para sobrevivir. El proyecto de la sociedad prevé invertir otros 40 millones en hacer viable lo inviable. «Serán 100 millones de euros en tres años», anuncia este portavoz. Esos últimos 40 deben servir para rematar lo construido y garantizar su supervivencia y rentabilidad. Para hacer compatible la explotación de un estacionamiento, un moderno complejo deportivo y locales para negocios que den diversidad y futuro al conjunto.