El Comercio

Vías invertirá un millón de euros en reparar tramos de 23 calles

  • Adjudica a Imesapi el mantenimiento de las calles y aceras por 1,1 millones de euros, 200.000 más que en el anterior contrato

La Concejalía de Infraestructura invertirá un millón de euros en el arreglo del firme de tramos de 23 calles distintas, en un proyecto que lleva pendiente desde antes de que el actual equipo de gobierno tomase posesión. De hecho, la redacción del mismo se contrató una semana después de las elecciones de mayo del año pasado en una de las últimas juntas de gobierno presididas por Agustín Iglesias Caunedo como alcalde en funciones.

Los trabajos arrancarán en la avenida de Pumarín, donde el firme ha fallado en tres puntos distintos debido a la intensidad del tráfico. Los tres se sanearán mediante un fresado en profundidad, de 55 centímetros, para después recomponer el paquete del pavimento. También se actuará de forma más ligera para solucionar fisuras longitudinales con un fresado de 5 centímetros y la extensión de una nueva campa de aglomerado. Es un ejemplo, la mayor parte de las obras incluidas en el contrato, al que optan siete empresas cuyas ofertas técnicas ya se están estudiando, tienen un alcance similar: solucionar hundimientos y fallos estructurales puntuales, reparar capas deslizantes o fisuradas y arreglar aquellas paradas de bus o de carga y descarga, dañadas por los vehículos pesados, y cuyo firme será sustituido por losa de hormigón.

La primera vía en ver obras será la avenida de Pumarín, le seguirán Palmira Villa, Emilio Alarcos, Buenos Aires, la avenida del Cantábrico, Ángel Cañedo, Tenderina Baja (bus y carga y descarga), el tramo bajo de Fray Ceferino, Ramón Prieto Bances, Isla de Cuba, Evaristo Valle, Villar, Puerto de Pajares, Puerto Pontón, Méjico, Daniel Moyano, José Requejo, José Martínez 'Botón', Emilio Llaneza, el camino de La Carisa, Río Ibias y Corsino Naves Llaneza y Armatilla. El plan de obras abarca cuatro meses de trabajos que afectarán a algunas vías con un importante volumen de tráfico como la avenida del Cantábrico o la de Pumarín.

Mantenimiento

Los trabajos solucionarán problemas mayores en las calzadas, pero la junta de gobierno también adjudicó ayer el contrato de mantenimiento de vías. Lo hizo con varios meses de retraso, parcheados con un contrato más pequeño adjudicado en febrero, tras el final del anterior pliego. El servicio recaerá en Imesapi que dispondrá de cinco cuadrillas, una más que en el contrato anterior, para encargarse de la conservación de unos 6 millones de metros cuadrados de calles (4 millones de asfalto) y aceras (2 millones de metros). El gasto sube hasta los 1,1 millones de euros, frente a los 907.000 del anterior acuerdo, pero es la mitad que antes de la crisis. Apenas llegará a 0,18 euros por metro y a cada operario le tocan 600.000 metros cuadrados.