El Comercio

Una de las actividades organizdas por Imagina un Bulevar.
Una de las actividades organizdas por Imagina un Bulevar. / M. R.

El equipo de gobierno pacta agilizar las obras para 'humanizar' el bulevar de la 'Y'

  • Encargará un proyecto para tomar medidas que faciliten la unión entre ambos lados de la vía y reduzcan la velocidad del tráfico en la zona

Hay conductores a los que los límites de velocidad en el tramo urbano de la antigua entrada a Oviedo desde 'Y' se les hacen muy pesados, pero el Ayuntamiento tiene claro que lo que legalmente es una calle más de la ciudad, desde su cesión por el Ministerio de Fomento, debe ser además parecerlo. Ayer el equipo de gobierno mantuvo una reunión de coordinación entre distintas concejalías y con los técnicos de la casa para acelerar la contratación del proyecto para 'humanizar' la vía.

Se trata de una serie de medidas transitorias encaminadas a mejorar la comunicación entre ambos márgenes de la antigua autopista y reducir la velocidad del tráfico para, a la par, mejorar la calidad de vida de los vecinos con menos contaminación acústica y atmosférica. También se estudia la creación de un paseo longitudinal a lo largo de la vía que podría ejecutarse en varias fases.

La concejala de Participación, Ana Taboada, señaló ayer que el equipo de gobierno necesitaba «una reunión política y con los técnicos para coordinar actuaciones que están en la hoja de ruta pactada entre el gobierno e Imagina un Bulevar». Con medidas que afectan a distintas concejalías, desde Urbanismo hasta Infraestructuras o Seguridad Ciudadana. En el encuentro, anunció la líder de Somos Oviedo, «hemos acordado agilizar la contratación de una asistencia técnica para unas primeras actuaciones de 'humanización' de la zona con más pasos de peatones y un estudio para reducir la velocidad».

Adelantar la reducción

De hecho, el Ayuntamiento ha solicitado ya al Principado que asuma, dentro del tramo interurbano, la deceleración de la entrada a Oviedo desde la 'Y'. Ahora la reducción de la velocidad máxima desde los 90 a los 50 kilómetros por hora se hace dentro del tramo cedido al Ayuntamiento ya hace diez años y que tiene consideración de vía urbana.

Con la propuesta del equipo de gobierno, los conductores deberían circular a 50 kilómetros por hora como máximo desde el cartel que anuncia la entrada a la capital, unos dos kilómetros más que ahora.