El Comercio

Fiscalía pide penas de prisión para los detenidos en una pelea en Pumarín

  • Los cuatro rechazan, en una vista rápida, los dos años y tres meses que les solicita para cada uno el fiscal y el caso pasa al juzgado de lo Penal

Los cuatro detenidos en la madrugada del domingo, después de protagonizar una pelea en la sidrería La Isla, en el barrio de Pumarín, pasaron ayer a disposición judicial. A las 11.40 horas se enfrentaron a un juicio rápido, pero ninguno se conformó con las penas solicitadas por la Fiscalía y en una fecha próxima se celebrará una vista en el juzgado de lo Penal. A pesar de ello, el Ministerio Público les pide dos años y tres meses de prisión para cada uno y en caso que prospere la calificación por riña tumultuaria, esta petición se incrementará en un año más.

El fiscal relató que los hechos tuvieron lugar a las 4.45 horas del pasado día 23, cuando los cuatro implicados comenzaron a discutir. La situación se les fue de las manos e iniciaron una pelea: se golpearon con botellas, tacos y bolas de billar, además de con mobiliario del bar. Dos de ellos, J. R. M., de 51 años, y N. A. Q. C., tuvieron que ser trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA): uno con lesiones en la zona parietal superior derecha y una herida en el lóbulo del mismo lado, que necesitó tratamiento quirúrgico consistente en la aplicación de puntos de sutura; mientras que el otro padecía policontusiones y una herida en la región frontal izquierda. Ambos, fueron dados de alta a lo largo del domingo.

Asimismo, la Fiscalía solicita que estos dos ciudadanos indemnicen al Servicio de Salud Pública del Principado de Asturias (SESPA) por los gastos de asistencia con aplicación de los intereses de demora y la inhabilitación especial para el derecho de sufragio durante el tiempo de condena y el pago de las costas del juicio.

Todo ocurrió en un barrio que, según los vecinos de la zona, siempre había sido tranquilo hasta que el establecimiento donde sucedieron los hechos abrió sus puestas. La tranquilidad ha desaparecido, y los fines de semana es imposible descansar, ya que los jaleos y los líos son constantes, dicen. Piden más presencia vecinal en la zona.

La del domingo no fue la primera riña tumultuaria del año. En agosto, una reyerta entre las calles Fruela y Jesús se saldó con un hombre herido de gravedad, después de recibir un navajazo cerca del corazón. La discusión comenzó por el robo de un bolso y dio lugar a la trifulca que se saldó con ocho detenidos. En la actualidad, el autor de los hechos continúa en prisión, por orden de la magistrada del juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo.

Igualmente, el pasado meses de abril, seis personas resultaron heridas tras una pelea multitudinaria ocurrida en el cruce de General Elorza con la calle La Lila. La discusión se inició entre dos familias rumanas. Dos hermanos fueron los enviados a prisión, pero han salido recientemente tras abonar la correspondiente fianza que ascendió a 20.000 euros.