El Comercio

La grúa, que este año tuvo menos actividadad, retirando un vehículo.
La grúa, que este año tuvo menos actividadad, retirando un vehículo. / MARIO ROJAS

IU indaga en las relaciones entre las empresas de la grúa y de la zona azul

  • La formación exige «un deslinde» tras conocer que un trabajador de Eysa fue multado mientras conducía una grúa municipal en Siero

¿Qué hacía un trabajador de la contrata de la zona azul, Eysa, al volante de una grúa del servicio municipal de Oviedo, que gestiona FCC, circulando por la autovía A-64 en Siero y sin cinturón de seguridad? El último detalle le valió una multa, pero el resto inquieta al Grupo Municipal de IU, cuya portavoz, Cristina Pontón, lleva preguntando por las relaciones entre las dos empresas y los dos contratos los últimos quince días.

De la respuesta de los técnicos, se supone que no existe ninguna relación. Tan solo que el Ayuntamiento está obligado a otorgar la protección necesaria al concesionario de la zona azul para que pueda prestar el servicio, incluyendo expresamente la utilización de la grúa municipal «para la retirada de vehículos cuando sea solicitado por los controladores».

¿Entonces qué hacía el trabajador de Eysa (zona azul) conduciendo una grúa municipal? La empresa aclara que hasta 2012 «era una sociedad pertenecientes al grupo FCC», el mismo que presta, dentro del amplísimo contrato de Limpieza, Recogida de Basuras y Desbroce de Solares, el servicio de Retirada de Vehículos. En 2012, fue «vendida a terceros» y «dejó de tener vinculación societaria alguna».

La empresa reconoce, sin embargo, que mantiene «relaciones contractuales» con aquella, «consecuencia de su anterior pertenencia al Grupo FCC». En concreto, Eysa «pone a disposición» de la grúa «los vehículos necesarios», en lo que incluye «sus consumos, mantenimiento y reparaciones, pero sin aportación de conductores, a cambio del precio pactado».

La explicación de Eysa deja sin aclarar qué hacía este trabajador suyo en una grúa de otro servicio y fuera del concejo. La empresa, a preguntas de IU sobre si su plantilla trabajaba en otros municipios dentro del horario asignado a Oviedo, ni siquiera lo niega de forma tajante. Su respuesta es que «con carácter general» realizan sus funciones en Oviedo y que nunca han ido a ejercer de controladores a otros concejos (Eysa, es concesionaria también en Siero). A IU nada le queda claro. Pontón pide la apertura de un expediente que aclare la situación entre ambos contratos.