El Comercio

Quejas de funcionarios por un programa informático

  • La plantilla se revela ante el alcalde contra la herramienta que, dicen, complica la gestión y trámites

Los pasados días 29 y 30 de septiembre, el secretario general, Jesús Fernández de la Puente, viajó a Tenerife para participar en el III Congreso Iberoamericano de Innovación Pública con la ponencia 'Casos de éxito de la e-administración a nivel municipal: Ayuntamiento de Oviedo'. Antes de ayer, un mes después, los funcionarios le reprocharon el FirmaDoc -la herramienta informática que usa la 'casa'- al alcalde. Uno por uno, jefes de servicio, técnicos y funcionarios expusieron las deficiencias, dificultades y problemas que plantea el sistema para el funcionamiento diario de la administración.

La herramienta comenzó a implantarse en 2008 con la adjudicación del contrato de Modernización a Asac Comunicaciones. No sin resistencias, el número de documentos con gestión telemática pasó desde los 1.117 de 2010 a los 113.305 de 2014, año en el que, tras muchas dificultades, Licencias entró en los trámites digitales. Claramente un 'caso de éxito', con la salvedad de los documentos que no son expedientes administrativos. Con la entrada en vigor, el 3 de este mes, de la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común, las cosas se han complicado.

FirmaDoc no admite documentos que pesen más de treinta megabytes. «Un plano de la reforma de un baño, directamente no se puede meter en el sistema», señala un técnico. Para Licencias o Urbanismo la herramienta, advierte, simplemente no sirve. En la reunión con el alcalde, hubo quejas, y contundentes, de más secciones como Personal por la complicación que añadirá a la gestión. La lista de requisitos y pasos o los continuas fallos ralentizan el trabajo. «Hay firmas para todo, pero si se te olvida un paso, nunca no llega al otro lado».

Fuentes de Alcaldía reconocieron ayer la existencia de las quejas, pero les restaron trascendencia. «Hay un par de áreas que se han sumado ahora y que están teniendo problemas de adaptación», se limitaron a señalar y descartaron la necesidad de un cambio de la herramienta. El alcalde, durante la reunión, pidió no ver la informática como una ayuda sino como un todo, un nuevo sistema. En el mismo encuentro, según todas las fuentes consultadas por este diario, solo el secretario habló en favor de la herramienta.

Otro funcionario refiere que la complejidad del sistema y las obligaciones de la nueva ley crean situaciones risibles: «Digitalizamos lo que entra por el Registro, le damos el resguardo al ciudadano y, en cuanto se da la vuelta, lo imprimimos».

Los números que presentó el secretario en su viaje a Tenerife deberían haber hecho saltar las alarmas tal vez: de los 113.305 documentos de 2014 se bajó a 81.054 en 2015; las solicitudes telemáticas bajaron de 1.148 a 640; o que solo hay 6.800 usuarios dados de alta en el portal ciudadano.

FirmaDoc es una herramienta creada por Aytos, una de las empresas que figuraba como patrocinador principal del congreso al que acudió el secretario.