El Comercio

El Ayuntamiento construirá un carril bici y peatonal en la entrada a Oviedo por la A-66

La entrada a Oviedo por la A-66 con la iglesia de San Julián de los Prados de fondo.
La entrada a Oviedo por la A-66 con la iglesia de San Julián de los Prados de fondo. / MARIO ROJAS
  • El recorrido irá desde la calle Marcelino Fernández hasta Guillén Lafuerza, aunque aún queda por definir si se hará en la medianera de la carretera o en los márgenes

A pesar del revés que sufrió a principios de mes el proyecto 'Conectando Oviedo' al ser excluido de los fondos Europeos DUSI, y que tiene como objetivo reordenar la entrada a la ciudad por la A-66, el equipo de gobierno seguirá «humanizando» este área. Sin ir más lejos, la junta de gobierno dio ayer el visto bueno a la contratación para la construcción de un carril bici y peatonal, que irá desde la calle Marcelino Fernández hasta Guillén Lafuerza, uniendo los barrios de Teatinos y Ventanielles. Aún no está definido si transcurrirá por la medianera o por los laterales de la carretera, porque «lo determinará la empresa que consiga el contrato», explicó el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo.

Pero hasta que este momento llegue pasarán unas cuantas semanas. Quedan varios trámites administrativos por cerrar, desde la publicación de los pliegos hasta la adjudicación del convenio por parte de la mesa de contratación. Pero como paso previo, el ejecutivo local ya ha acordado que el plazo de ejecución será de dos meses y contará con un presupuesto inicial de 59.500 euros.

Esta actuación no será definitiva. Es un «proyecto temporal, que después se enlazará con el proceso de transformación del área», destacó el edil. Y es que el Ayuntamiento se encuentra en la actualidad adaptando el plan 'Conectando Oviedo' para presentarlo a la segunda convocatoria de los fondos europeos DUSI. Esta modificación se debe a que la cantidad máxima subvencionable es de 10 millones de euros y el presupuesto que manejaba el Consistorio era de 21,8 millones de euros, de los que quince provendrían de la UE y el resto, 6,8 millones, de las arcas municipales.

Para que esta senda sea aprovechada por todos los ovetenses, el edil destacó que habrá «enlaces perpendiculares para conectar los barrios». El siguiente objetivo será pintar pasos de cebra en el bulevar. Sin ir más lejos, en los talleres colaborativos que se realizaron a principios de octubre, Fernández del Páramo fue el encargado de pegar sobre el asfalto estas intersecciones con la finalidad de que los vecinos se empiecen a imaginar cómo será en el futuro esta parte de la ciudad. Asimismo, pretende recuperar «la Ruta de la Plata y que el Camino de Santiago Primitivo no empiece en una autopista», sino que tenga un inicio más adaptado a la estética que se encontrarán los peregrinos a lo largo de la ruta

Por otro lado, el edil de Somos recordó que la entrada a Oviedo por la 'Y' fue declarada en 2006 una vía urbana y debe tener «los mismos derechos» que cualquier otra parte de la ciudad.

Desbroces

Este no fue el único tema tratado ayer por la junta de gobierno, que adelantó un día su reunión semanal por el puente de Todos los Santos. En concreto, se adjudicó a la empresa Forestal Mallez el desbroce de cuarenta caminos y espacios públicos de la zona rural por un valor de 450.000 euros. Se tratan de: Colloto, Villamiana Faros, Cipriano de Pando, Santa Ana de Abuli, Naves, Bendones, San Esteban de las Cruces , Manzaneda, La Manjoya, Pereda, Latores, Olloniego, La Mortera, Tudela Agüeria, Anieves, Tudela Veguín, Olivares, Santa Marina Piedramuelle, Sograndio, Trubia, Godos, Priañes, Soto Udrión, Siones, Las Cuestas, Caces, Puerto, Las Caldas, San Claudio, Loriana, Ules, San Lázaro de Paniceres, Naranco, Fitoria, Villamejil, Villapérez, Quintana, Lladines y Brañes.