El Comercio

El gobierno local ultima un presupuesto de 225 millones y la contratación de 69 funcionarios

El alcalde, con los ediles Iván Álvarez, Rubén Rosón y Ricardo Fernández, en la bienvenida a los últimos funcionarios incorporados a la plantilla municipal.
El alcalde, con los ediles Iván Álvarez, Rubén Rosón y Ricardo Fernández, en la bienvenida a los últimos funcionarios incorporados a la plantilla municipal. / MARIO ROJAS
  • Reserva 2,5 millones para afrontar el aumento de plantilla, que aún podría elevarse hasta las 80 nuevas plazas

  • Confía en cerrar las cuentas la próxima semana para aprobarlas definitivamente en enero

Hace meses, el alcalde, Wenceslao López, marcó un objetivo a sus socios de gobierno: tener el presupuesto de 2017 listo para el 31 de diciembre para evitar que se vuelva a repetir la situación vivida con las cuentas de este año, cuya aprobación se demoró hasta el 8 de abril. Fue un día después del trágico incendio del edificio de la calle Uría y por consiguiente, se suspendió el debate. Los concejales se limitaron a votar.

Ahora, para llegar a tiempo, los tres grupos municipales deben de ponerse de acuerdo la semana que viene, ya que está programado que el viernes se firme el acuerdo político. De ser así, estará aprobado el proyecto inicial en el último mes del año y el definitivo, en enero. Pero antes, en concreto el jueves, hay convocada una reunión para tratar el capítulo de personal que «es el que más peso vuelve a tener», según explicó ayer el concejal de Economía, Rubén Rosón.

Todas las áreas de gobierno han presentado una relación para determinar qué puestos son esenciales. La cifra final es de 69 personas. Se destinarán 2,5 millones de euros para su contratación. Pero el equipo de gobierno intentará ampliar la plantilla hasta los «ochenta funcionarios». El proceso de selección será muy similar al que se desarrolla estos días para el servicio de Recaudación. La única diferencia es que el procedimiento será «más rápido».

Con estas oposiciones se quiere evitar que haya áreas municipales sin personal. Destacó el área de Consumo, donde no hay nadie, y Empleo, con «cuatro trabajadores». «Estamos en un Ayuntamiento destrozado especialmente desde 2012, cuando el Gobierno central aprobó la Ley de Estabilidad presupuestaria que impide contratar. A esto se le debe sumar que Oviedo no vio una oferta pública de empleo durante cinco años», lamentó el edil de Somos. Para que esto ocurra primero se debe reforzar el servicio de Contratación de Personal, fundamental «para iniciar estos procedimientos».

La oferta de empleo público para 2016 se situó en 48 plazas de funcionario. Durante el verano seis servicios se paralizaron porque las vacaciones de la plantilla. Fueron las áreas de Participación y Atención Ciudadana, Comercio, Promoción Económica, Veterinaria, Médicos y Consumo.

Respecto al tema de inversiones, Rosón señaló que Oviedo necesita afrontar «60 millones de euros en inversiones», pero que para 2017 solo pueden asumir entre «diez y catorce millones de euros». «Proyectos amplios se quedarán fuera», advirtió. Priorizarán, detalló, el saneamiento de las zonas rurales y el acondicionamiento de los barrios. Las expropiaciones consumirán un buen pellizco. Tan solo para Rodríguez Cabezas se destinarán 2,2 millones de euros, mientras que otro medio millón se reservará para unos terrenos de Olivares y 400.000 euros irán a las juntas de compensación.

El monto total de las cuentas rondará los 225 millones de euros. «Probablemente será el presupuesto más amplio del Ayuntamiento a nivel de gasto y de ingreso», avanzó.

Subvención a deportistas

Por su parte, el concejal delegado de Deportes, Fernando Villacampa, especificó que el equipo de gobierno está «preparando una nueva línea de subvenciones destinadas a eventos deportivos». Una ayuda que se sumará a la que ya conceden a las asociaciones, que consiste en la cesión de las instalaciones para que los deportistas entrenen.