El Comercio

Las obras de la residencia del Naranco concluirán a finales de 2017

A la derecha, Pilar Varela, durante su visita acompañada de Marisa Ponga.
A la derecha, Pilar Varela, durante su visita acompañada de Marisa Ponga. / ALEX PIÑA
  • La rehabilitación integral del edificio supondrá la creación de 166 nuevas plazas de residentes y de 60 para el centro de día

Con el 25% de la obra ejecutada, la remodelación del Centro Polivalente de Recursos (CPR) del Naranco concluirá a finales del próximo año. Así lo anunció la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, que ayer visitó las obras de rehabilitación. El edificio data de los años cuarenta y en junio de 2013 tuvo que ser desalojado por graves problemas en su estructura.

Las obras de remodelación, que afectan a todo el complejo, de más de cien mil metros cuadrados, supondrán la creación de una nueva instalación «moderna» y «eficiente», definió la consejera, pero con sus dificultades. «A veces es más fácil crear nuevas edificaciones que remodelar una antigua», apuntó la socialista.

Los trabajos que se están realizando en el Centro Polivalente de Recursos del Naranco, que forma parte de los Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA), supondrán la creación de 166 nuevas plazas, frente a las 152 de las que constaba la antigua residencia. Un incremento que también se traslada al centro de día, que se ubicará en esas mismas instalaciones y que duplicará su capacidad hasta llegar a las sesenta plazas. Los detalles de la obra, en la que se han invertido más de cinco millones de euros, pasan primero por adaptar el centro a la normativa vigente, mejorar su eficiencia energética y reorganizar las plantas para mejorar la atención de los usuarios y residentes. En este sentido, se aumentarán el número de habitaciones individuales y todas ellas contarán con baños adaptados.

Por su parte, la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, que también visitó las obras del centro, resaltó que esta rehabilitación y aumento de plazas para futuros residentes es «fundamental» porque Oviedo es uno de los municipios que más demanda de plazas residenciales tiene. Una cifra que se aproxima a las cuatrocientas personas al comprender todo el área IV de Servicios Sociales, que incluye concejos limítrofes a Oviedo como Grado, pero también zonas del suroccidente como Somiedo.