El Comercio

Recuperar el parque de El Campillín

Rosario López quiere poner en conocimiento del Ayuntamiento «un deseo personal», asegura en una carta remitida a esta redacción. «Me gustaría que el parque de El Campillín recuperase su antiguo esplendor. Aquel en el que los niños jugaban tanto en el parque de abajo como en el de arriba. Siempre estaba lleno de vida, en cambio ahora, es un lugar triste y sombrío, plagado de borrachos y yonquis que hace inviable que cualquier niño juegue allí», escribe esta vecina de la zona.