El Comercio

Medio Ambiente ve «deficiencias» en la planta de asfalto de Sograndio

La cantera de Sograndio donde se prevé ubicar la planta.
La cantera de Sograndio donde se prevé ubicar la planta. / P. LORENZANA
  • El Consistorio presentará alegaciones, al igual que la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies, contra el proyecto

La Coordinadora Ecoloxista d´Asturies ha puesto el grito en el cielo a raíz del proyecto presentado por la empresa Canteras Mecánicas Cárcabas al Principado de Asturias. Contempla la creación de una planta de conglomerado asfáltico en el interior de la cantera que la empresa explota desde el año 2000 en Sograndio. Según la plataforma ecologista, la empresa ha tramitado el proyecto «sin la realización de un estudio de impacto ambiental», advirtió Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d´Asturies. «Es un disparate poner una planta de asfalto en Oviedo sin tener en cuenta su contaminación», agregó.

Sin embargo, en el proyecto presentado al Principado se refleja que existe una evaluación de impacto ambiental tanto de la explotación minera como de la posterior ampliación que data del año 2003 y reconoce, además, la necesidad de realizar un nuevo estudio de impacto ambiental de acuerdo al Plan Especial de Industrias Extractivas del Concejo de Oviedo para poner en marcha la planta de asfalto.

Los técnicos del servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento han visto una serie de «deficiencias» en el proyecto, según indicó el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Ignacio Fernández del Páramo.

El edil de Urbanismo señaló que el Gobierno regional ha abierto el periodo de alegaciones y «nosotros vamos a presentar las nuestras», aseguró Fernández del Páramo. Lo harán una vez que los técnicos municipales finalicen el informe pertinente. No serán los únicos. La Coordinadora Ecoloxista d´Asturias también ha presentado las suyas. Según la plataforma ecologista, la nueva actividad que busca explotar la empresa Canteras Mecánicas Cárcabas tiene una «clara afección sobre la calidad del aire del entorno, no detalla la composición y procedencia de las mezclas bituminosas o si van a tener polímeros especiales o cuál será su toxicidad», aseguraron desde la Coordinadora.

160 toneladas a la hora

La empresa presentó un cambio en su proceso productivo para abrirse a «nuevos nichos de mercado» en base a una disminución del consumo de áridos en los últimos años. «No podemos compartir la opinión de la empresa, al tratarse de una planta diferenciada de la actual explotación, ya que lo único que ocupa es el espacio de la cantera de Cárcabas, pero la actividad nada tiene que ver con ella», explicó Fructuoso Pontigo, portavoz de la coordinadora ecologista. La nueva instalación prevé aprovechar los accesos, pistas y otras instalaciones de la actual cantera. En total, la planta ocupará una superficie de 2.960 metros cuadrados con una capacidad de fabricación de 160 toneladas a la hora.