El Comercio

El día para visitar el camposanto

Una mujer depositando flores, ayer, en el cementerio.
Una mujer depositando flores, ayer, en el cementerio. / PIÑA
  • El Ayuntamiento ofrece servicios especiales de autobús ante la llegada prevista de miles de personas a El Salvador

Cada día como hoy de cada año, desde hace unos cuantos siglos, miles de personas acuden a los cementerios para honrar a los fallecidos de sus familias. Limpian lápidas y colocan flores en las tumbas en recuerdo de los difuntos, una tradición que la Iglesia instauró inicialmente el 13 de mayo del año 609. Ese era el día para honrar a los mártires y los santos anónimos, aunque un siglo después lo trasladó al 1 de noviembre, la jornada número 305 del año, 40 después del equinoccio de otoño. Desde entonces es el Día de Todos los Santos, el día en que muchos ciudadanos acuden a los cementerios. En Oviedo, sobre todo al de El Salvador.

El cementerio de San Esteban de las Cruces recibe a cientos de personas cada 1 de noviembre y el Ayuntamiento ha establecido un dispositivo especial de tráfico. La empresa concesionaria del transporte público ofrece servicios extra desde la plaza Primo de Rivera hasta este camposanto. Los servicios especiales de autobús para hoy operarán entre las 10 y las 18 horas y no afectarán a los autobuses regulares de la línea L (San Andrés-Tudela Veguín) que tienen parada a diario en el cementerio.

Los autobuses especiales salen de la plaza Primo de Rivera, y hacen parada en Uría y Marqués de Santa Cruz, entre otras. Partirán cada 20 minutos hasta el camposanto. El horario de este servicio especial será de 10 a 14 horas y de 15.20 a 17 horas. Desde El Salvador, los autobuses partirán de 10.30 a 14.30 y de 15.50 a 17.30, también cada 20 minutos.