El Comercio

«Queremos que el estanque del Campo San Francisco recupere su atractivo»

vídeo

Estanque del Campo San Francisco. / Fotos: Ángela S. Cifuentes

  • Los ovetenses piden una limpieza del agua de este espacio del parque y un aumento del número de animales

Niños con sus abuelos, parejas de enamorados, jóvenes que quedan para jugar... Son muchas las personas que a lo largo del día pasan por el estanque del parque San Francisco de Oviedo. Son decenas los ciudadanos que se paran en este espacio, en el centro de la ciudad, para pasar la mañana o la tarde y la mayoría coinciden en que el estanque ha perdido su esencia. «Ya casi no quedan animales. Recuerdo que, de pequeño, veníamos a ver a los osos y nos encantaba. Ahora casi no hay ejemplares», apunta Isaac González, ovetense que reside en Tarragona. Lo que más echa en falta Isaac son los pavos reales. «Da mucha pena que solo quede uno, porque son muy bonitos y llaman la atención a los niños», comenta, mientras pasea. Hasta doce ejemplares llegó a haber y se desconoce por qué han desaparecido.

La falta de limpieza del agua del espacio es otra de las carencias apreciadas por los viandantes. «Lo veo abandonado y con el agua bastante sucia. El ayuntamiento debería tomar medidas», hace hincapié María Jesús de la Vega.

Muchos niños también se han dado cuenta de que el número de animales en el estanque ha disminuido, como es el caso de Carla González: «Me gusta venir a ver a los patos y a las palomas, pero cada vez hay menos. Deberían hacer algo».

Hace unos meses, la fauna de la arboleda recibió veintinueve nuevos patos, que conviven con una pareja de cisnes y un único pavo real. Y ahora también con cerca de una decena de tortugas californianas, que son el atractivo del estanque. Los animales, llegados a muchas casas ovetenses como mascotas, terminan sus días en este parque.

«No me parece normal que abandonen a estos animalitos, los niños deberían aprender a respetarlos», asegura María Jesús de la Vega. Aunque otros ciudadanos están encantados con los llegada de las tortugas. «Están en una hábitat muy bueno para vivir. Están perfectas», explica Belén Cueva, quien no ve que haga falta una renovación del estanque. «Vengo casi todo los días y está precioso».

Opiniones varias, lo que está claro es que el número de animales en el estanque es inferior a hace algunos años, cuando cabían hasta osos en el parque. Eran tiempos en los que 'Petra' y 'Perico' hacían las delicias de los más pequeños. Ahora parece que son otra especie, más pequeña, la que llama la atención de los niños.

Temas