El Comercio

Tortugas hasta en los charcos del Campo San Francisco

vídeo

Las tortugas compradas como mascotas terminan sus días en el Estanque de los Patos del Campo San Francisco. / ALEX PIÑA

  • Un buen número de animales comprados como mascotas son abandonados en el Estanque de los Patos

  • La fauna de la arboleda recibió hace unos meses 29 nuevos patos, que conviven con una pareja de cisnes y un único pavo real

El reino del Campo de San Francisco ha cambiado de dinastía. Si hace unos años eran los pavos reales quienes ocupaban la mayor parte de la arboleda con sus vistosas plumas, ahora son otras las que reinan en el Estanque de los Patos. Las tortugas californianas imperan en la arboleda. Suman un buen número de ejemplares y campan a sus anchas.

Los animales llegados a muchas casas ovetenses como mascotas terminan sus días en este parque. Solo hace falta darse un paseo para apreciar la proliferación de estos ejemplares, que no hace muchos años eran apenas inexistentes. «Mucha gente las deja allí y cada vez son más. Se instalan hasta en los charcos», cuenta la concejala de Parques y Jardines, Ana Rivas. Ellas son más, y los pavos reales cada vez menos.

Queda un ejemplar de la docena que habitaba hace una década. «Solo tenemos constancia de que un pavo real habita en el Campo. Puede que haya otro, aunque solo nos consta este. Desde nuestra llegada a la concejalía tampoco nos han comunicado el fallecimiento de ninguno», explica la edil. De lo que sí tiene información es del puñado de quejas de trabajadores y residentes en las inmediaciones. Como las de los empleados del Banco de España, que se encontraban sus coches picoteados por los animales; o las de un vecino de la misma zona que tenía un okupa en su balcón. «El pavo real decidió que era suyo. El personal municipal lo retiraba, pero pronto estaba otra vez allí», revela Rivas.

No puede precisar la concejala si la mayor parte de esa docena de ejemplares ha fallecido atropellada en sus excursiones a otras zonas de la ciudad, como el hotel de la Reconquista o la plaza de España, o si se ha instalado en otras zonas verdes cercanas. En todo caso, no hay previsiones de que el Ayuntamiento vaya adquirir nuevos ejemplares de pavos reales. «Hay otras actuaciones para el Campo, acciones de mantenimiento que son más urgentes», justifica.

Es, además, la primavera, la época en la que los nuevos animales llegan a la arboleda que en el pasado tuvo hasta osos. 'Petra' y 'Perico' forman parte de los recuerdos de muchos ovetenses que de niños iban a ver a las fieras. La generación actual puede ver una pareja de cisnes y diferentes especies de patos. Hace unos meses, se incorporaron veintinueve a este céntrico pulmón verde. No fueron inicialmente bien recibidos por la pareja de cisnes, que tuvieron que mudarse dados sus modales al parque de Purificación Tomás. Ya han vuelto al centro de la ciudad. Quienes de momento no han regresado son los estorninos.