El Comercio

El alcalde y la portavoz de IU, Cristina Pontón.
El alcalde y la portavoz de IU, Cristina Pontón. / PIÑA

El alcalde muestra su «preocupación» por la gestión digital de los expedientes

  • López reconoce la «complejidad» y los problemas «en los que llevamos trabajando un año porque afectan a toda la ciudadanía»

La semana pasada, los jefes de todas las áreas y servicios se plantaron. Expusieron en una reunión con el alcalde, Wenceslao López, las limitaciones, ineficiencias y dificultades que plantea la herramienta informática de gestión, FirmaDoc. Problemas que se han multiplicado con las obligaciones que introduce la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común. Ayer, Ciudadanos aprovechó el capítulo de ruegos de la sesión plenaria, para pedir la renovación de la web municipal y que se escuche a los trabajadores para solucionar los problemas de FirmaDoc. El alcalde reconoció que «llevamos más de un año preocupados por ambas cuestiones porque, de forma indirecta, en el caso de la web, y directa, en la gestión de expedientes, afectan a toda la ciudadanía ovetense».

López detalló que «hemos tenido tres horas de reunión esta mañana (la de ayer para el lector) con un área (la de Personal, según confirmaron luego fuentes municipales) para tratar de solucionar los problemas para la gestión electrónica de los expedientes». Reconoció sus límites y la «complejidad» de la herramienta «en la que estamos trabajando», pero confió en que pronto podrán «pasar barcos con rico contenido». También prometió una renovación completa de la arquitectura de la web municipal, cuyo árbol de navegación, dijo, está casi acabado y se enviará a los servicios para que lo revisen.

Ocupación de vías

Revisada y «mejorada» con la aceptación de seis enmiendas de Ciudadanos, el Pleno aprobó ayer la ordenanza reguladora de la ocupación del espacio público. Lo hizo por unanimidad y con celebraciones de todos los grupos a los técnicos y a la concejala Ana Rivas por el trabajo.

La norma regulará las condiciones para ocupar la vía pública que hasta ahora dependían «del criterio discrecional de los funcionarios», explicó Rivas. Ahora se podrá saber de antemano cómo, cuándo y con qué condiciones hay que solicitar permiso para instalar una jaima, una mesa o un puesto, qué fianza deberá depositar (habrá descuentos para quienes cumplan) y a qué sanciones se exponen los infractores. Dentro de seis meses, prometió la edil, habrá una nueva y específica para los mercados.