El Comercio

Arte a cambio de una cama para niñas indias

El alcalde y el edil de Cultura departen con María Elvira González Castañedo, delegada de Manos Unidas, ante Ana Vázquez-Prada, Julieta Cabo y Josefina Fueyo, organizadoras de la exposición
El alcalde y el edil de Cultura departen con María Elvira González Castañedo, delegada de Manos Unidas, ante Ana Vázquez-Prada, Julieta Cabo y Josefina Fueyo, organizadoras de la exposición / PIÑA
  • Manos Unidas organiza una exposición pictórica para recaudar 25.000 euros destinados a erigir un internado para estudiantes de Piriaponch

Hay en la India muchas niñas que recorren decenas de kilómetros para acudir a la escuela. Son tales las distancias que deber caminar que no disponen de tiempo suficiente para regresar a sus casas. Duermen sobre el suelo de las aulas. Eso en el mejor de los casos, porque en el peor de los escenarios, las niñas ni siquiera pueden acudir a esas lejanas escuelas. Para intentar que una treintena de esas niñas vivan un poco mejor, Manos Unidas de Asturias ha organizado una muestra de arte, una exposición que pone a la venta cuadros a cambio de camas para esas estudiantes de la región india de Piriaponch.

El objetivo de las organizadoras es conseguir 25.000 euros que el mismo día 7, cuando acabe la muestra que se inaugura hoy, a las seis de la tarde, viajarán directos a la India. «Con ese dinero se hará un internado para niñas. Se les van a hacer dormitorios con duchas y una habitación para que dejen las maletas», explicó ayer Josefina Fueyo, la comisaria de la muestra.

Noventa artistas han cedido 105 obras que se venden en la plaza de Trascorrales y que van desde los 50 a los 1.300 euros. «Hay obras de todos los precios para que todo el mundo pueda contribuir. Es una muestra da calidad y cantidad», insistió la comisaria.

Fue en 1993 cuando Manos Unidas de Asturias comenzó a organizar las exposiciones con la colaboración del Ayuntamiento. Además de la cesión de la plaza de Trascorrales, la Fundación Municipal de Cultura destina 4.500 euros para el montaje de la muestra y para pagar al personal de seguridad que vigilará el recinto durante los cinco días de duración. «Es un dinero muy bien empleado», expresó el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos. Por su parte el alcalde, Wencelao López, quiso acercarse ayer a observar esos últimos preparativos de la muestra para apoyar la iniciativa.

Temas