El Comercio

Tres implicados en una pelea en Pumarín aceptan una multa de 1.080 euros

  • La Fiscalía retira el delito de lesiones por el que reclamaba dos años y tres meses de prisión para cada uno y exculpa a uno de los procesados

El juicio fue rápido. Los acusados apenas permanecieron unos segundos en la sala. La negociación se libró más bien en los pasillos, entre los cuatro abogados defensores de los cuatro implicados en una pelea producida hace unas semanas en Pumarín, en una sidrería de la calle Isla de Cuba. Las partes llegaron a un acuerdo de conformidad con el Ministerio Público: todos renunciaron a indemnizaciones y el fiscal retiró las acusaciones por delitos de lesiones. Se libraron así de la condena a dos años y tres meses de prisión que reclamaba inicialmente la Fiscalía.

Tras la pelea, algunos testigos ya comentaban que los cuatro implicados en la reyerta parecían más calmados, y más amigos que enemigos. Pero el día de los hechos, durante la madrugada del pasado 23 de octubre, los cuatro procesados se golpearon con tacos de billar, pelotas del mismo juego, botellas y parte del mobiliario de la sidrería. Según declararon ayer ante el juez titular del Juzgado de lo Penal número 4, eran en realidad tres quienes se peleaban. Exculparon a un joven que había sido arrestado por los hechos y que salió absuelto en el proceso judicial.

Los otros tres acusados aceptaron haber participado en esa riña tumultuaria y cada uno deberá pagar una multa de 1.080 euros, aunque ante la pregunta del juez sobre el conocimiento de los hechos que se les imputaban, dijeron no saber por qué estaban allí. «Deben tener muchos juicios que no saben a lo que vienen», criticó el juez antes de leerles el escrito del fiscal. Los abogados pidieron de paso que el pago de esa multa se fraccionase en veinticuatro mensualidades de cuarenta y cinco euros, un plazo que al juez le pareció excesivo. Aseguró que analizaría los bienes patrimoniales de cada uno y que decidiría entonces el fraccionamiento.

Los cuatro detenidos pasaron a disposición judicial a las pocas horas de su arresto por la pelea y se enfrentaron a un juicio rápido, pero esa vez ninguno se conformó con las penas solicitadas por la Fiscalía. Los hechos tuvieron lugar a las 4.45 horas del pasado día 23, cuando los cuatro implicados comenzaron a discutir. La situación se les fue de las manos e iniciaron una pelea. Dos de ellos tuvieron que ser trasladados al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Uno presentaba lesiones en la zona parietal superior derecha y una herida en el lóbulo del mismo lado, que necesitó tratamiento quirúrgico consistente en la aplicación de puntos de sutura, mientras que el otro padecía policontusiones y una herida en la región frontal izquierda. La Fiscalía solicita que estos dos ciudadanos indemnicen al Servicio de Salud Pública del Principado de Asturias (SESPA) por los gastos de asistencia.