El Comercio

«Es un disco para la gente, pero hacemos lo que nos da la gana»

Los campeones del mundo de Novedades Carminha.
Los campeones del mundo de Novedades Carminha. / E. C.
  • Adrián D. Bóveda 'Jarri'.Bajista y voz de Novedades Carminha

No hay muchas bandas que llenen un doble pase en la ciudad. Pero hoy mismo eso es lo que ya tiene seguro La Salvaje con Novedades Carminha, la banda que robó el nombre a una tienda de lencería donde iban a comprar las abuelas ropa interior de grandes dimensiones. Los santiagueses vienen a liarla con su último disco, 'Campeones del Mundo'.

-¿Qué tal la acogida del disco?

-Estamos muy emocionados y a la vez sorprendidos. Ha tenido una acogida brutal por parte del público. Este verano estuvimos en mogollón de festivales por toda España. La gente viene a bailar y a cantar las canciones nuevas. Es un gustazo. Estamos muy contentos, es un disco para la gente. El objetivo era emocionar y que la gente pueda bailar poniendo las canciones.

-Lo han logrado con cierto cambio de sonido...

-No hay ningún secreto. Hemos cambiado algunos sonidos. Veníamos de una onda más 'garagera', pero no deja de ser rock and roll. Es normal que vaya evolucionando por las referencias de lo que estamos escuchando, si no no sería honesto. Queríamos un disco de verdad, de lo que nos pone a nosotros y somos de comer una cosa el lunes y otra el martes.

-Vamos, que siguen haciendo lo que les da la gana,

-Sí, se trata de eso. Lo que nos da la gana. No sabríamos hacerlo de otra manera. No estamos aquí para otra cosa.

-¿Qué queda de los chicos de los inicios?

-Al principio todo en una nebulosa. Con 20 años, teníamos ganas de hacer una banda, aunque no tuviéramos ni puta idea de cómo se tocaba un instrumento. Éramos más punkis, más inmediatos. Vomitábamos todo lo que se nos pasaba por la cabeza. Lo que no ha cambiado es que seguimos teniendo las mismas ganas de liarla.

-¿Salas pequeñas o festivales?

-Las salas tienen algo especial, un punto romántico. Estar a un metro del público, mirándote a los ojos y notar calor y cariño es inigualable. En Oviedo pudimos cambiar de sala a una más grande, pero no quisimos. No somos una orquesta.

-¿Qué será lo próximo?

-Nunca paramos. No podemos parar de crear. Presentaremos el disco como se merece en salas como se merece, aunque ya estamos pensando en cómo será el próximos disco.