El Comercio

La empresa de seguridad de San Mateo falseó su capacidad técnica

  • El Ayuntamiento abre expediente a SPS Seguridad, que alega que el documento se lo facilitaron los anteriores propietarios de la misma

El Ayuntamiento ha abierto un expediente de prohibición de contratación con la administración contra SPS Seguridad 2005, la empresa a la que confió el plan de seguridad y control de aforos del recinto festivo de San Mateo. Lo hace tras constatar que en una licitación anterior, la del servicio de vigilancia del centro ecuestre El Asturcón, la empresa presentó un certificado de clasificación (un documento expedido por la subdirección general de Clasificación de Contratista que indica la capacidad de una mercantil para optar a un determinado tipo de contrato) falso. En realidad, lo que hizo fue presentar una copia validada ante una notaría asturiana del certificado de clasificación ante la mesa de contratación. El documento generó dudas entre los técnicos, que requirieron los documentos originales. La empresa no los aportó, por lo que el 24 de agosto, fue apartada de la licitación, que se adjudicó a la segunda mejor oferta.

Ello no obvió para que la empresa se adjudicase el contrato de seguridad y control de aforos de San Mateo unos días después, mientras el Ayuntamiento solicitaba informes al Ministerio y entre denuncias de la Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa).

La respuesta, el 15 de septiembre, confirmó que la empresa no tenía la clasificación requerida. Con las fiestas en m-archa, nadie mandó parar.

SPS Seguridad alega que, aunque la sociedad se creó en 2005, sus gestores actuales la adquirieron en diciembre de 2015 y dieron por buena la documentación que les entregó su anterior propietario. Da igual porque presentó «declaración responsable» de cumplir todas las condiciones, incluso el «testimonio por exhibición» de la notario asturiana.