El Comercio

Toña Is sosteniendo el bronce del mundial de Jordania.
Toña Is sosteniendo el bronce del mundial de Jordania. / PIÑA

«En Oviedo cada vez van saliendo más niñas que quieren ser futbolistas»

  • «No me esperaba la medalla, y por unanimidad; en estos tiempos, poner de acuerdo a todo un Ayuntamiento es difícil»

  • Toña Is Seleccionadora de fútbol femenino sub 17 y Medalla de Bronce

María Antonia 'Toña' Is es guardia de tráfico de Oviedo, la jugadora de fútbol asturiana que fue más veces internacional y varias veces campeona de Asturias. Ahora es la seleccionadora nacional de femenino sub 17. Con este conjunto ha quedado segunda en el Campeonato Europeo y acaba de obtener el tercer lugar en el Mundial de Jordania.

¿Satisfecha con el resultado?

Por supuesto, una medalla de bronce en un Mundial no se gana todos los días, cuesta mucho trabajo. Estoy supercontenta de lo que estoy haciendo y de las niñas, muy feliz.

¿Qué ha hecho para que hayan ganado la bota y el guante de oro?

Son premios individuales que las niñas sabían que se podían conseguir y yo les hacía ver que se deben a las demás. Muy orgullosa. Teníamos nominadas dos a mejores jugadoras y no nos lo podíamos llevar todo (ríe).

¿Cómo se siente siendo la primera seleccionadora de fútbol?

He vestido esa camiseta, me he formado como entrenadora y es lo que sueñas, poder llegar algún día a lo más alto, entrenar una selección nacional. He tenido la suerte de que la Federación me ha elegido e intento disfrutar al máximo el tiempo que esté ahí.

¿Por qué no ha habido ninguna mujer hasta ahora?

Quizá yo no soy la más adecuada para contestar. Poco a poco las mujeres nos estamos haciendo un hueco en el fútbol. Ha sido un paso adelante el hecho de que haya sido la primera mujer.

¿Les enseña trucos de cuando era jugadora?

Sí (ríe), intentas enseñarles cosillas, darles buenos consejos para que no hagan lo que pude haber hecho yo y te puedas arrepentir. Te escuchan, saben que yo he sido jugadora y eso les vale mucho.

¿Le ha aportado algo en tu labor policial?

Ahora mismo estoy en excedencia porque es imposible compaginar las dos cosas, el fútbol lleva mucho tiempo. Quizás es al revés. En la calle, como policía, eres la autoridad; como seleccionadora, eres lo mismo sobre un grupo de personas: la que tienes que poner el orden.

¿Ha cambiado la consideración social hacia el fútbol femenino?

Sí, poco a poco. Cada día se ve más fútbol en la televisión, se conoce más. Entonces, se está desterrando tantas cosas malas de referencia que había detrás, tópicos... Este mundial lo han seguido muchísimas personas, eso ayuda.

¿Qué tal está el panorama de este deporte en Oviedo?

El equipo que estaba en Primera División ya no está y eso no es bueno para el fútbol de Asturias. Ahora hay cuatro equipos en segunda: el Sporting, el Oviedo Moderno, el Femiastur de Avilés y el Gijón femenino, luchando por volver a la categoría. En Oviedo cada día van saliendo más niñas que quieren ser futbolistas y en ese sentido sí que ha crecido el número de licencias, pero todavía necesitamos que crezca un poquito el fútbol aquí. Hay buen nivel en los equipos de la capital.

¿Nos podemos mirar cara a cara con cualquier país?

No te puedes comparar todavía a muchos. Alemania tiene 1.300.000 licencias de fútbol femenino, en España tenemos 35.000. Ganándolas yahemos hecho historia. El fútbol español va en progreso, demasiado despacio para lo que queremos, pero se está viendo mucho interés. Países más pequeños que nosotros nos doblan en licencias, pero tienen el fútbol mucho más arraigado. El tiempo nos pondrá en su sitio.

¿Qué fue lo primero que dijo cuando se enteró de que era Medalla de Bronce de la ciudad?

¡Ahí va! Fue lo primero que dije. Y que además había sido por unanimidad, en estos tiempos que estamos pasando en la política, poner a todo un Ayuntamiento de acuerdo es complicado, no me lo esperaba. Pensaba que era una nominación que había hecho un grupo político y que se iba a quedar apartado porque el fútbol femenino es un deporte casi minoritario.

¿De dónde surgió la idea de concedértela?

De Ciudadanos, han sido los que han llamado. Las cosas que se han conseguido... Llevo un año y pico que no me lo puedo creer. Para mí es una satisfacción que el Ayuntamiento se haya acordado de mí. Estoy muy ilusionada, esperando a que me llamen para ir a recogerla.

¿Cuáles son sus próximos retos profesionales?

No voy a parar hasta que me traiga una Copa del Mundo a España (ríe). Hemos venido invictas del Europeo, perdimos en los penaltis. Son una lotería. Una niña que está preparada para tirar un penalti en un lado del campo se le dice que hay que ir al otro lado a tirarlo porque el árbitro se había confundido, lo falla. Le puede pasar eso a un profesional, pero estamos hablando de una niña de 16 o 17 años, nos ha descolocado. Esta semana me voy al Mundial Sub 20 de ayudante del seleccionador.

¿Se ve como seleccionadora absoluta en un futuro?

Eso son palabras mayores (ríe). Yo estoy muy tranquila ahora, el tiempo dirá.

¿Echa de menos jugar?

Hace ya mucho tiempo, pero a veces estás dándole patadas sin darte cuenta. El fútbol es mi pasión y lo vivo con una intensidad tremenda, no paro quieta en el banquillo.