El Comercio

Gerardo Antuña.
Gerardo Antuña. / MARIO ROJAS

El PP exige «medidas urgentes» y recuerda que la contrata adelanta el dinero

Para el Partido Popular es cuestión de «eficacia» que el equipo de gobierno dé una salida al servicio de Recaudación muncipal. «El equipo de gobierno debe tomar medidas urgentes que devuelvan la eficiencia del servicio de Recaudación de la ciudad», aseveró el portavoz adjunto del PP, Gerardo Antuña, a través de una nota de prensa. El edil quiso recordar en su escrito que no existe ningún informe técnico ni análisis económico que avale el proceso de remunicipalización.

Gerardo Antuña lamentó que «los ovetenses tengamos que sufrir las consecuencias de la falta de rigor y la nula gestión de los tiempos con los que ha actuado el tripartito y sólo por un capricho ideológico». El concejal popular fue más allá y acusó directamente al equipo de gobierno de haber provocado el «caos» en este servicio. «No solo se trata de velar por el trabajo de unos profesionales, sino de garantizar el futuro próximo de Oviedo», enfatizó. Antuña tiró del pasado para recordar al actual equipo de gobierno que «tomó un ayuntamiento saneado que pagaba en 22 días a sus proveedores, que cumplía con sus obligaciones y favorecía la actividad de los empresarios de la ciudad», recalcó en la nota de prensa. Según el edil, la situación actual «ha dado un giro de 180 grados En su más de año y medio de gobierno, el tripartito no ha tomado ni iniciado ni una sola medida que mejorase la calidad de vida de los ovetenses, sino todo lo contrario, han puesto en riesgo la gestión municipal», se lamentó Antuña que valoró el trabajo realizado por la empresa concesionaria del servicio. «El actual servicio no solo recauda, sino que garantiza la liquidez desde el primer día del año», dijo, en referencia a los adelantos que hace la contrata.