El Comercio

La Policía dice que la acusada de retener a su hija en Orense la ocultó en paradero desconocido

La madre acusada por retener a su hija, en el banquillo.
La madre acusada por retener a su hija, en el banquillo. / EFE
  • El juico arrancó ayer en la localidad gallega. La mujer se enfrenta a dos años de prisión por incumplir la orden de la Audiencia Provincial de Asturias

La mujer acusada de sustracción de menores por retener a su hija durante dos meses y medio incumpliendo una orden de la Audiencia Provincial de Asturias llegó ayer a los juzgados de Orense rodeada de apoyos. La Asociación Abogadas para la Igualdad de Oviedo quiso estar al lado de la mujer, que hoy afrontará la segunda sesión de su juicio, con un comunicado público en el que defienden la inocencia de la procesada.

La asociación entiende que «en absoluto se cumplen los requisitos del tipo delictivo de la sustracción de menores». Es más, Abogadas por la Igualdad dicen que su aplicación en este caso «supondría atacar el espíritu y la finalidad del precepto invocado».

Confían en la libre absolución de la procesada, porque «lo único hizo fue ejercitar su derecho a elegir el colegio en el que iba a ser escolarizada su hija. Aunque se había producido un cambio en la guarda y custodia, ella mantiene la patria potestad de la menor y la sentencia de la Audiencia postergaba la entrega al momento de la efectiva escolarización de la menor», relatan. El padre, prosiguen, «sin consentimiento ni conocimiento de la madre» concertó la citada escolarización, pero la madre mantiene la patria potestad sobre la menor y «por ello, tiene que formar parte en la elección de centro de su hija», defienden las letradas. Además, dicen que la niña permaneció en Orense, siempre localizable, durante dos meses y medio, el tiempo que transcurrió mientras se aclaraba la situación, «en la que intervino la Comisión de Escolarización Permanente del Principado de Asturias».

No fue lo que dijo ayer el Inspector Jefe de Policía del Servicio de Atención a la Familia. Según informó Europa Press, el agente aseguró que la mujer estuvo en paradero desconocido con la niña durante dos meses. Esta versión fue ratificada por el resto de agentes que declararon ayer en el Juzgado de lo Penal de Orense y que se reanudará el próximo 16 de noviembre.

La acusada por su parte, durante el juicio oral, solo contestó a las preguntas de su abogado. Comparecían como testigos los padres de la acusada que se acogieron a su derecho de no declarar alegando la relación de parentesco. También declaró el director del colegio al que iba la niña mientras vivía con su madre en Orense antes de que los tribunales le diesen la patria potestad a su padre que vive en Oviedo. El profesor ha señalado que la niña faltó al colegio desde el 15 de abril de 2013. Al día siguiente fue cuando se inició la labor de búsqueda por parte de la Policía Judicial.

El 11 de marzo de 2013 la Audiencia Provincial de Oviedo revocó una resolución del Juzgado de Primera Instancia número 7 de la ciudad y atribuyó la custodia de la niña a su padre, estableciendo que la entrega de la menor debía hacerse efectiva en el momento en que se acreditase la existencia de una plaza de escolarización en Oviedo.