El Comercio

Afronta nueve años de prisión por agredir a un hombre después de insultar a su novia

  • La Fiscalía pide que el acusado también indemnice con 18.000 euros a la víctima por las lesiones sufridas, que le provocaron la pérdida del gusto y el olfato

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita nueve años de prisión para un procesado por agredir a un hombre que le increpó porque había insultado a su mujer tras un altercado en la salida del discoteca Estilo de Oviedo en 2014. La vista oral está señalada este lunes, 14 de noviembre, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Oviedo, a las 1o.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre alrededor de las 12.45 horas del 15 de febrero de 2014, se produjo un altercado a la salida de la discoteca Estilo, en la calle de Joaquina Bobela de Oviedo. En éste el acusado golpeó a un amigo del hombre al que más tarde propinó varios puñetazos en la cabeza hasta que cayó al suelo sangrando.

El agredido se encontraba con su novia, la cual recriminó al procesado la actitud que había tenido con el amigo de la pareja. Ante esta recriminación el acusado comenzó a insultarla gritando: "Zorra, puta, quitadme a esta puta de aquí, no me comas el tarro".

Ante estos insultos, el agredido salió en defensa de su novia diciéndole al procesado que "no tratara así a su mujer". En ese momento fue cuando el acusado reaccionó de forma violenta golpeando al hombre, que tenía 43 años, y sufrió varias lesiones, entre ellas, traumatismo craneoencefálico con pérdida de conciencia durante unos quince minutos, con hemorragias y fracturas diversas a nivel de la cabeza. Estuvo hospitalizado nueve días, dos de ellos en la UVI. Tardó en curar 94 días y le han quedado como secuelas pérdida de la apreciación de sabores y olores.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones y solicita que se condene al acusado a nueve años de prisión, inhabilitación especial del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, el pago de las costas del juicio y el abono de una indemnización al agredido de 6.000 euros por las lesiones sufridas y de 12.000 por las secuelas. Indemnizará también al SESPA en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el tratamiento médico dispensado a la víctima.

Temas