El Comercio

Los sindicatos policiales discrepan sobre los atestados investigados

  • Sipla defendió que «pone la mano en el fuego por todos los agentes que intervinieron» y SAS incidió en que «si nadie cometió ninguna irregularidad, nadie tiene que temer nada»

Los sindicatos de la Policía Local, SAS y Sipla, discreparon ayer sobre los atestados que investiga el concejal de Seguridad por si hubiera habido un trato de favor al hijo de un comisario de la Policía Nacional y a la hija de un bombero tras sendas alcoholemias positivas en 2013, que se saldaron con tan solo unas multas.

Sipla defendió que «pone la mano en el fuego por todos los agentes que intervinieron, tanto en la calle como en la oficina de atestados».

SAS incidió en que «si nadie cometió ninguna irregularidad, nadie tiene que temer nada» y destacó que si la jefatura señala «a personas que nada tuvieron que ver con esos hechos como presuntos responsables, debemos empezar a pensar que posiblemente sí pueda haber algo»