El Comercio

«El fin del yihadismo no está cerca porque el buenismo no funciona»

Rafel González Crespo durante su intervención en L'Alderique, en el Club de Tenis de Oviedo.
Rafel González Crespo durante su intervención en L'Alderique, en el Club de Tenis de Oviedo. / ALEX PIÑA
  • El militar del Ejército de Tierra y exdelegado de Defensa, Rafael González , acude a L'Alderique para hablar de los orígenes del terrorismo

«Durante un siglo se ha educado a los creyentes del Islam en el odio hacia el Occidente y a la cultura cristiana, porque el Tratado de Saint Picot, firmado en 1916, no se cumplió». Con estas palabras explicó ayer el coronel del Ejército de Tierra, escritor y exdelegado de Defensa en Asturias, Rafael González Crespo, el origen del terrorismo en la tertulia L'Alderique, que se celebró al final de la tarde en el Real Club de Tenis de Oviedo.

Según su punto de vista, este acuerdo se rubricó después de que los árabes ayudasen a derribar el Imperio Otomano y a cambio les ofrecieron «territorios, fronteras, ayudas...». Pero como las palabras se las lleva el viento y no recibieron nada, ellos aún guardan rencor. «En el primer vídeo que publica el Daesh, yo me niego a llamarlos ISIS porque un estado es otra cosa, advierten de que su último objetivo es volver al estado anterior al tratado».

Asimismo, destacó que los occidentales «hemos traicionado al mundo musulmán», pero esto no justifica el terrorismo, que es «una forma indiscriminada, traidora y asesina de matar gente inocente».

En este sentido, destacó que uno de los componentes de las guerras híbridas es el terrorismo y un ejemplo de dónde se está practicando este tipo de conflicto es Siria. Sin embargo, en Irak se está llevando a cabo una disputa «simétrica» y el problema que ha surgido con estos territorios es qué pasará después, como ha ocurrido en Irak.

A pesar de que muchos desean el fin del yihadismo , explicó que «no está cerca de su fin» debido a que el «tema del buenismo no funciona y la naturaleza humana es mala».

Trump y Putin

Por otro lado, opinó que si Donald Trump y Vladimir Putin llegasen en estos cuatro años de mandato a un «acuerdo de quién es el enemigo, se podrán poner las bases para dedicarse a otros frentes de que propician el terrorismo». Además, afirmó que la victoria del 45 presidente de los Estados Unidos se debe a que hay «unos antisistemas que son la clase media». «Obama ha sido un mal presidente porque ha dejado un problema racial que estaba dormido durante muchos años, y además ha dejado medio mundo en llamas, a pesar de haber recibido el premio Nobel de la Paz».

Respecto a la política nacional, ha ironizado que «no» le gusta la nueva ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, porque «no me ha llamado para trabajar con ella» y afirmó que ahora no es tiempo de evaluar a Pedro Morenés. Sin embargo, guarda un grato recuerdo de Juan Ramón García Secades que fue secretario de estado y con el que trabajó mano a mano.