El Comercio

El PP critica el recorte de un aula en el colegio Nazaret

  • Dicen que es un «ataque calculado» a la educación concertada, porque «no se ha cumplido la normativa», al informar fuera de tiempo de su supresión a la dirección del centro

El Partido Popular se sumó ayer a las quejas de los padres del colegio Nazaret. En concreto, afirmó que la situación que está viviendo el centro es el acto «más simbólico» del recorte aplicado a la enseñanza concertada, al existir una clase de Infantil a la que acuden cada día 25 niños, de los cuales veinte son inmigrantes, dos no hablan español y tres tienen necesidades especiales.

Asimismo, los populares destacan que la supresión de un aula en este centro es un «ataque calculado» a este tipo de educación, porque «no se ha cumplido la normativa», al informar fuera de tiempo de su supresión a la dirección del centro. «Nos tememos que esto haya sido un ensayo y una prueba piloto para el brutal recorte y ataque que la Consejería de Educación quiere hacer a la enseñanza concertada en Asturias», afirman.

De forma paralela, el Partido Popular critican que en otras comunidades autónomas, los ejecutivos regionales han llegado a un acuerdo sobre el futuro de este tipo de enseñanza y por su parte Asturias está «quedando aislada» por el «obsesivo rencor y sectarismo» del Gobierno socialista, que sigue viéndola como «algo elitista y para unos pocos» ciudadanos, según informó ayer EFE.