El Comercio

El gobierno no computará la 'operación de los palacios' en 2017 para salvar el gasto social

El Palacio de Congresos, cuyo pago se pospondrá a 2018.
El Palacio de Congresos, cuyo pago se pospondrá a 2018. / MARIO ROJAS
  • Espera cerrar el presupuesto el lunes, aunque aún queda pendiente rebajar de 30 a 12 millones las inversiones, explicó el alcalde

El gobierno local aseguró ayer haber encontrado 'la fórmula' para evitar recortes por unos cuatro millones de euros de gasto social en el presupuesto de 2017. Tras una noche sin dormir -la del jueves, «pensando cuál era la mejor de las soluciones», dijo Ana Taboada-, para cuadrar el pago de los intereses judiciales de Villa Magdalena y la 'operación de los palacios' sin incumplir la contestada Ley de Estabilidad Presupuestaria, ayer anunció la 'clave': retira las obligaciones económicas por el rescate del Palacio de Congresos (unos 4,5 millones de euros de intereses y 25 millones de la deuda principal) de las cuentas de 2017 y las traslada a 2018. «Al no existir una sentencia firme en el proceso judicial, el Ayuntamiento no está obligado a incluir ese presunto gasto», justificó el equipo de gobierno en una nota de prensa.

La vicealcaldesa lo precisó más: «Hay una artículo (de la Ley de Haciendas Locales) que lo permite si la deuda no es líquida y exigible, y los técnicos y los compañeros (en relación al PSOE e IU) han dado el visto bueno; es un gran avance». La acompañó durante una rueda de prensa en la plaza de la Constitución el concejal de Economía, Rubén Rosón, siempre contrariado por la 'ley Montoro'. Sin embargo, «un año más y ya van dos, conseguimos que la mala ley presupuestaria no cercene las posibilidades de cubrir las necesidades sociales de los vecinos de Oviedo», añadió.

El equipo de gobierno intentó elaborar el presupuesto con dos losas, el Palacio de Congresos y Villa Magdalena. Con tal carga, ha resultado imposible. Pospone la primera para el siguiente ejercicio, pero de la segunda no se libra: el presupuesto de 2017 debe recoger el pago de 32,8 millones de euros tras la sentencia del Tribunal Supremo. La cantidad, para hacerse una idea, es más del doble de la inversión anual del Ayuntamiento, que suele rondar los 14 millones de euros.

De incluirse las dos, la ley 'Montoro' -que el Pleno instó a derogar- obligaba al recorte del gasto social. Sin embargo, el gobierno local no estaba dispuesto a «asumir que los pufos del gobierno del PP» disminuyeran estas partidas, lamentó ayer Taboada. Se mantendrán finalmente en cifras similares a 2016 (con un aumento del 10% de las becas de comedor y libros ya anunciado). Algo que también se ha visto favorecido, precisó ayer la portavoz de Somos, por el millón de euros del fondo de contingencia de este año destinado al pago de deuda en 2017.

Recurrir a deuda

El equipo de gobierno tiene aún pendiente cerrar el presupuesto, que espera rematar el lunes por la mañana y presentarlo, con una rueda de prensa con el alcalde y concejales del PSOE, Somos e IU, al mediodía. Ayer ultimó el cierre de los capítulos 2 y 4, que engloban buena parte del gasto corriente. Según reconoció por la tarde el alcalde, Wenceslao López, queda aún labor: rebajar de 30 a 12 millones las inversiones pues «no queda otro remedio». Tampoco se podrá evitar recurrir al endeudamiento para pagar Villa Magdalena y parte de esas inversiones.

La aprobación inicial de las cuentas, que rondarán los 220 millones de euros, según sus cálculos, será a finales de diciembre o primeros de enero. «Somos la única administración por segundo año que logra tener unos presupuestos», destacó el propio concejal de Economía.

Temas