El Comercio

La Universidad Popular recupera el espíritu obrero

Mercedes González, Cristina Pontón, Wenceslao López y Ana Taboada, en la presentación.
Mercedes González, Cristina Pontón, Wenceslao López y Ana Taboada, en la presentación. / M. ROJAS
  • Ofertará 1.700 plazas más el próximo trimestre y las plazas de profesores se adjudicarán la próxima semana

«Hoy estamos recuperando los valores de Oviedo de hace más un siglo, cuando Leopoldo Alas presenta el primer proyecto de extensión universitaria de España». Así habló el alcalde, Wenceslao López, en la presentación de las Jornadas de la Universidad Popular Ovetense en el teatro Pumarín. Recordó aquel esfuerzo por «lleva el flujo de la cultura entre los más desfavorecidos» y destacó que «para los trabajadores es importante poder formarse en lo que ellos demanden. Nunca es tarde, yo todos los días procuro aprender algo».

La concejal de Educación, Mercedes González, es el alma de la resurrección de la Universidad Popular, cuyo objetivo es «llevar la cultura a los barrios», «que la gente participe» en el diseño de sus programas y «abordar temáticas que no se ven en la formación reglada». Avanzó dos novedades: que la institución ofertará 1.700 plazas y que las plazas de profesores de los cursillos se adjudicarán la semana próxima.

La concejal de Participación, Ana Taboada, destacó que la Universidad Popular consigue mejorar la democracia en sus aspectos materiales, no solo formales: «Hace falta educación como enriquecimiento cultural. Por su parte, la portavoz de IU, Cristina Pontón, expresó su deseo «ponerse a la altura de otras ciudades». «Gijón nos aventaja en muchas cosas, una es esta», dijo.

Las jornadas continuaron ayer con una ponencia sobre la historia de los antecedentes de la Universidad Popular, las experiencias de estas instituciones en Avilés, Gijón y La Rioja y un coloquio con el público. Los actos continúan hoy con mesas de trabajo y un amagüestu.