El Comercio

Trubia abre un aula de apoyo escolar y familiar

El aula se inauguró ayer en el centro social.
El aula se inauguró ayer en el centro social. / P. LORENZANA
  • Cruz Roja se encarga de este proyecto que beneficia a doce alumnos alumnos de entre 6 y 12 años

Todos los días Yoel tendrá un lugar donde hacer los deberes, merendar, jugar y recibir ayuda con los estudios si le hace falta. Es uno de los doce alumnos elegidos, de entre 6 y 12 años, para asistir al Aula de Apoyo Escolar que abrió ayer en Trubia, gestionada por Cruz Roja. Su madre, Ana San Martín, está «encantada» con la iniciativa y con el trato que recibió de la oenegé «desde el primer momento que me atendieron por teléfono, son gente encantadora y solidaria».

Marcos Campello, uno de los monitores, se afanaba en atender a todos los niños y a sus familias. Educador social, lleva ya cuatro años en este proyecto. «Hacemos desde atención académica hasta actividades lúdicas y de desarrollo personal para que las familias tengan un tiempo liberado y puedan dedicarlo a la búsqueda de empleo», explicó. Quisiera poder atender a más niños, pero el tamaño del aula es limitado.

La concejal de Atención a las Personas, Marisa Ponga, expresó ayer, en la inauguración, su «satisfacción» por poder abrir una tercera aula en el municipio, tras la de Ventanielles y La Corredoria, cumpliendo «un compromiso con el área rural». La edil destacó la buena disposición del centro escolar trubieco, encargado de derivar a los usuarios del aula, así como el objetivo de trabajar la coeducación.

La subvención del Consistorio a la oenegé se concede por proyectos y ascendió este año a 125.000 euros, 24.046 más que en 2015. Además de las aulas de apoyo escolar abiertas, que beneficiaron a 72 alumnos, de entre 4 y 12 años, Cruz Roja también gestiona la Casa de Acogida para mujeres víctimas del maltrato, que atendió a 200 víctimas de violencia de género.