El Comercio

El presunto asesino de Imran, condenado a 180 días de trabajo para la comunidad por un delito de hurto

David F. V., este miércoles, en los juzgados de Oviedo.
David F. V., este miércoles, en los juzgados de Oviedo. / Mario Rojas
  • David F.V. será juzgado a partir del 20 de febrero junto a la madre del menor por la muerte del pequeño

Visiblemente más delgado, el presunto asesino del pequeño Imran, cuyo cadáver fue abandonado junto al apeadero de La Argañosa, en el año 2014, compareció esta mañana en el Juzgado de lo Penal Número 3 de Oviedo. Lo hacía por un delito continuado de hurto. Actos, que presuntamente cometió horas previas al asesinato del menor. El informe fiscal recoge que el acusado, el 24 de octubre de 2014, se introdujo en varias ocasiones en el taller de automóviles, en el que trabajaba y del que tenía llaves. Una vez allí, se adueñó de un total de 240 euros. También se apropió de dos ordenadores cuando accedió por última vez a las instalaciones, a las 16.30 horas, con el objetivo de borrar las grabaciones de las cámaras de seguridad. La Fiscalía pedía para él quince meses de prisión.

El juicio no se llegó a celebrar porque David Fuentes reconoció los hechos imputados. Por ello, y por haber satisfecho la indemnización al propietario del taller, el Ministerio Fiscal le condenó a seis meses de prisión que finalmente se han sustituido por 180 días de trabajo en favor de la comunidad que realizará en la prisión de Mansilla de Las Mulas, donde cumple prisión preventiva por el presunto asesinato del bebé de 21 meses.

Precisamente, el próximo 20 de febrero de 2017 comenzará el juicio oral y con jurado popular por el crimen del pequeño Imran. Comparecerán tanto David Fuentes como la madre del niño. La Fiscalía pide para cada uno de ellos una pena de 33 años y cinco meses de prisión. Este martes el Tribunal Superior de Justicia de Asturias rechazó el recurso presentado por la defensa de Fuentes en el que solicitaba la anulación de la autoinculpación del acusado tanto en sede policial como judicial. Según Fernado de Barutell, abogado de David Fuentes, la línea de defensa no cambiará y seguirá pidiendo la libre absolución de su cliente porque "afortunadamente en España la autoinculpación no tiene valor supremo", aseveró el letrado momentos antes de entrar en sede judicial.