El Comercio

El acusado tras la vista.
El acusado tras la vista. / A. PIÑA

El acusado por distribuir pornografía infantil acepta un año de prisión

  • El ovetense procesado por distribuir pornografía infantil recibió ayuda psicológica para «superar esta tendencia»

El acusado de un delito distribución y tenencia de material pornográfico aceptó un año de prisión. La Fiscalía del Principado de Asurias le pedía una pena de dos años de cárcel pero se le ha reducido la condena tras reconocer, el acusado, los hechos en la vista oral que se celebró ayer en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Oviedo.

El abogado, Francisco Pérez Platas, aseguró que su defendido, de 25 años, no entrará en prisión al carecer de antecedentes penales. En un primer momento, la línea de defensa iba a ir por otros derroteros legales. Iba a argumentar una nulidad de actuación debido a que el auto judicial de entrada y registro en el domicilio de su cliente no se ajustó a derecho. Según Pérez Platas, no venía motivado por parte del Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga, esto es, por la información remitida a Oviedo era incompleta. «Optamos por la conformidad porque era lo que más beneficiaba al cliente desistiendo de la nulidad de actuación», explicó el letrado. La investigación de los hechos se inició en el mes de febrero de 2011 en Málaga cuando la Policía detectó que en un cibercafé de la capital andaluza que «alguien» estaba accediendo y distribuyendo páginas de contenido pornográfico infantil. El procesado guardaba en su ordenador cinco fotografías de menores desnudas pero ninguna de ellas mostrando sexo explícito y necesitó ayuda psicológica «para poder superar esta tendencia y en la actualidad nada tiene que ver con este mundo», especificó su abogado.