El Comercio

Doce meses de cárcel por injurias y agresión

  • El acusado llamó «negra de mierda» a la pareja del agredido, al salir el hombre en su defensa y «sin mediar palabra», según explicó el abogado del agredido

Un joven ovetense ha aceptado una pena de un año de prisión tras reconocer haber agredido con una botella en la cara a un hombre durante la madrugada del 20 de septiembre del año 2014, a la salida de un bar de la calle Schultz. El acusado llamó «negra de mierda» a la pareja del agredido, al salir el hombre en su defensa y «sin mediar palabra», según explicó el abogado del agredido por lo que ha pedido una indemnización de 5.000 euros. La Fiscalía solicita 540.