El Comercio

Los siete bomberos interinos no tienen ropa de trabajo

  • Para CSI, «se trata de una situación surrealista, patética y de máxima ineficacia de un servicio público de emergencias, que se muestra impotente para conseguir durante al menos cinco meses un vestuario esencial»

La sección sindical de CSI cargó ayer contra la «falta absoluta de planificación» en Bomberos por parte del concejal de Seguridad, Ricardo Fernández. Lo hizo porque los siete bomberos interinos que el Ayuntamiento sumó, según el sindicato a «regañadientes» ante la evidente falta de personal, siguen, casi cinco meses después, sin incorporarse al trabajo, porque el jefe del parque «ha sido incapaz de conseguir» adquirir la «necesaria e imprescindible» equipación y ropa de trabajo, por lo que continúan sin «realizar tareas operativas dentro de los exiguos y mermados turnos».

Para CSI, «se trata de una situación surrealista, patética y de máxima ineficacia de un servicio público de emergencias, que se muestra impotente para conseguir durante al menos cinco meses un vestuario esencial para los bomberos». Ricardo Fernández se defendió ayer señalando que se «ha seguido el correspondiente procedimiento administrativo» para comprar el equipamiento; atribuyó el retraso, en parte, «a que nos pilló el mes de agosto» y señaló, que en cualquier caso, los interinos no completaron su formación «hasta finales de octubre». Confió en que la ropa de trabajo «llegará de forma inmediata».