El Comercio

Acepta sesenta días de trabajo por un atropello que cometió en 2008

  • Asimismo, deberá indemnizar a la víctima por los daños causados por el siniestro; la responsabilidad civil ya fue satisfecha por el seguro

Un hombre acusado de atropellar a un repartidor, mientras conducía bajo los efectos del alcohol, en la avenida del Mar en 2008, aceptó ayer sesenta días de trabajos en beneficio de la comunidad. También le fue retirado en el acto el permiso de conducir, que perderá por un tiempo de dos años y seis meses a partir de ayer. Asimismo, deberá indemnizar a la víctima por los daños causados por el siniestro; la responsabilidad civil ya fue satisfecha por el seguro.

La defensa del acusado aceptó, de conformidad con la Fiscalía, dicha pena, por lo que no llegó a celebrarse la vista, prevista en el Juzgado de la Penal, número 3. A cambio de ello, obtuvo la retirada de la petición de pena de cinco meses de prisión que había presentado el Ministerio Público. Los trabajos que deberá efectuar el condenado serán determinados en la sentencia.