El Comercio

Un universitario impulsa la campaña de los Premios Líricos

Javier Labrada, un ovetense de veinte años estudiante universitario de Marina Civil y aficionado a la lírica, es el impulsor de la recogida de firmas en favor de la continuidad de los Premios Lírico y en contra de retirar la subvención de 260.000 euros. Ya supera con creces los mil quinientos apoyos: «No esperaba tanta respuesta. En las primeras dos horas solo había veinte firmas, pero luego la gente demostró que tenía interés y que la lírica es algo vivo, del siglo XXI», reconoció ayer.

Colaborador también de una revista de música clásica, cuando se enteró de la decisión del gobierno local de suprimir de un plumazo la subvención lo consideró «una lástima por los muchos beneficios que aporta a la ciudad» y con esto espera que el ejecutivo local dé marcha atrás a esta «cabezonería».

Sin embargo, el concejal de Economía, Rubén Rosón, volvió ayer a defender la medida. «Los premios costaron en 2015 más de 300.000 euros y no se puede quemar el dinero», dijo. Respaldó, por tanto, destinar la cantidad a aumentar la oferta cultural.