El Comercio

Montserrat Caballé en la primera edición de los Premios Líricos.
Montserrat Caballé en la primera edición de los Premios Líricos. / M. R.

PP y Ciudadanos respaldan la protesta contra el recorte en Cultura y los premios

  • El alcalde dice que contactó con más de 50 empresas para recabar su patrocinio y salvar los premios líricos pero «la respuesta fue negativa»

La oposición respaldará la concentración convocada para el próximo lunes al mediodía en protesta por los planes del equipo de gobierno de cancelar la convocatoria de los Premios Líricos Teatro Campoamor y disolver la fundación creada exprofeso para ello en 2005 y por los recortes presupuestarios a la Fundación Premios Princesa.

El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, lo confirmó ayer, pero ya la noche anterior había animado a los ovetenses a acudir a la concentración desde su cuenta personal en twitter y definiéndola como una 'mannnequin challenge'. Caunedo criticó ayer que, en una semana, el tripartito «ha recortado por segundo año consecutivo la ayuda a los Premios Princesa de Asturias y a las subvenciones para las asociaciones culturales de nuestra ciudad, pero además, también han decidido ponerle fin a los Premios Líricos Teatro Campoamor, considerados como los premios Goya de la lírica en nuestro país».

«El gobierno de izquierdas está acabando con el modelo cultural que tantos años nos ha costado diseñar y consolidar, y lo está haciendo sin proponer alternativas que cubran ese enorme vacío que sus caprichos ideológicos están creando», concluyó.

También el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, confirmó el apoyo de su grupo municipal a la concentración, aunque no pudo concretar si asistirá en persona, ya que coincide con un Pleno y una nueva sesión de la comisión de investigación de Aquagest.

La Fundación Premios Líricos nació en 2005, en una comida organizada por Gabino de Lorenzo para captar patronos privados en Trascorrales. De aluvión inicial, más de 70 empresas (constructoras, en su mayoría, pero también contratistas municipales, Alsa o Jovellanos XXI respondieron al llamado y se incorporaron como patronos), se cayó hasta tan solo una empresa en 2012.

La cifra se ha recuperado algo desde entonces, pero los gastos se han elevado. La actividad de la fundación costaba entonces 287.000 euros, por los 358.000 del año pasado. De la que los actuales y probablemente últimos 11 patronos privados aportaron 33.000 euros, apenas el 9,2% del presupuesto total. El alcalde, Wenceslao López, insistió ayer en la 'vena' económica: «La Cultura es cara, pero no tanto. 300.000 euros por tres horas...». López, sin embargo, votó a favor las cuentas de la entidad y su presupuesto para este año el pasado diciembre. El alcalde explicó ayer que trató de lograr patrocinios privados para salvar los premios. «Contacté con más de 50 empresas, mayoritariamente de Oviedo, y la respuesta fue negativa», explicó el primer edil, que se había marcado «como listón» obtener más de 120.000 euros.

En realidad, la gala, las tres horas de las que habló el alcalde, cuestan 180.000 euros, la mayor parte (154.275) en la producción. Otros 107.810 se los llevaron los premiados, a razón de 10.000 euros por categoría, más otros 780 por cada estauilla. Casi 49.000 euros se asignan a gastos en la hostelería. Correspondieron, en realidad, al catering de 4.500 euros; el alojamiento y viaje de los premiados, 20.500, o los de los jurados, 12.150. También consta la compra de la portada y un reportaje en una revista especializada por 5.000 euros.