El Comercio

En libertad el detenido por masturbarse frente del colegio de la Gesta

  • El abogado califica los hechos de muy «extraños» porque junto a su defendido había otras madres que no vieron nada

El hombre detenido el pasado jueves por un presunto delito de exhibicionismo, junto al colegio de la Gesta, ha quedado en libertad tras pasar la noche del jueves en los calabozos de la Jefatura Superior de Comisaría de Asturias y acudir ayer por la mañana al Juzgado de lo Penal Número 2 de Oviedo. En sede judicial, el hombre negó los hechos. La Fiscalía no solicitó ninguna media cautelar, por lo que quedó en libertad, aunque se han abierto diligencias previas por un delito de exhibición que seguirá tramitándose en sede judicial.

Los hechos ocurrieron el jueves al mediodía cuando el hombre iba a recoger a sus dos hijos al colegio de la Gesta. Tres chicas, estudiantes de Magisterio, llamaron al 091, porque aseguraron haberle visto en plena calle y en las inmediaciones del centro escolar tocándose los genitales. El abogado del denunciado, Diego Arbesú, reconoció que es algo «muy extraño» porque junto a su cliente había un grupo de madres que, como él, iban a recoger a sus hijos al colegio. «No estaba apartado, ni escondido. Estaba sentado en frente del colegio con el resto de madres», explicó el letrado. De hecho, el abogado aseguró que no vieron nada extraño ni fuera de lo normal.

«Nervioso»

Arbesú reconoció que su cliente está muy «nervioso» por lo ocurrido. Aún así, resaltó que su defendido cuenta con el apoyo «incondicional» de su mujer. «No pone en duda la versión de su marido», aseveró Arbesú. Tanto es así, que su esposa estuvo ayer en los juzgados con el denunciado. «A las nueve de la mañana lo estaba esperando a las puertas de los juzgados junto a la madre de ella», especificó Diego Arbesú.

Según explicó el letrado, el delito de exhibicionismo está considerado como «grave», no por las penas, que suelen oscilar entre los seis y doce meses de prisión sino porque es un delito que afecta a menores de edad.