El Comercio

A la cárcel por robar en una peluquería de Oviedo con una pistola de fogueo

  • La Fiscalía solicita un total de 6 años y prisión y 5 de alejamiento para el detenido que será juzgado en una vista oral que se celebrará el próximo día 1 de diciembre

El Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo, en funciones de guardia, ha decretado hoy, a petición del Ministerio Fiscal, el ingreso en prisión comunicada y sin fianza del detenido el pasado viernes por el robo en una peluquería en el barrio de Vallobín, en Oviedo, informa la Fiscalía de Asturias.

La Fiscalía solicita un total de 6 años y prisión y 5 de alejamiento para el detenido que será juzgado en una vista oral que se celebrará el próximo día 1 de diciembre de 2016 en el Juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo.

El auto del Juzgado no es firme y contra él cabe recurso. El Ministerio Fiscal sostiene que, sobre las 14:00 horas del 18 de noviembre de 2016, el acusado entró en una peluquería de la calle Manuel del Fresno de Oviedo, con la cabeza tapada con una capucha y la cara parcialmente con un trapo verde para evitar que se le identificara.

Llevaba un revólver de fogueo con cachas de madera y ya en el interior del establecimiento, se dirigió a su propietaria y le dijo: "Dame todo lo de la caja", por lo que la mujer le entregó 85 euros en un billete de 50, otro de 20, otro de 10 y uno de 5. A continuación, salió del local y se dio a la fuga en dirección a la calle Padre Aller. Un agente del Cuerpo Nacional de Policía fuera de servicio le siguió hasta el interior de un supermercado en esa misma calle (Padre Aller), donde lo detuvo.

Antes de ser arrestado, el acusado forcejeó con el agente, hasta que éste consiguió reducirlo y llevarlo fuera del supermercado. Ya en el exterior, intentó nuevamente golpear al policía, cayendo ambos al suelo.

El policía necesitó la colaboración de dos patrullas para conseguir reducirlo definitivamente y detenerlo. El detenido mantuvo esta actitud hostil en todo momento, desde que fue engrilletado hasta que fue conducido a dependencias policiales. Dentro del coche propinó varias patadas a las dos puertas del habitáculo para detenidos y llegó a romperlas y desencajarlas. Como consecuencia de estos hechos, el policía fuera de servicio que logró interceptarlo sufrió una erosión en el dorso de un dedo de la mano izquierda.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de robo con violencia y de un delito de resistencia del 556.1, y que concurren la agravante de disfraz en el delito de robo con violencia y la de reincidencia en el de resistencia.

Solicita que se condene al acusado a 5 años de prisión, así como la prohibición de aproximarse a la propietaria de la peluquería a menos de 500 metros, y de comunicarse con ella por cualquier medio, ambas cosas durante 5 años, por el delito de robo con violencia.

Y la pena de 1 año de prisión e inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena por el delito de resistencia.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el acusado indemnice al Cuerpo Nacional de Policía con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por el valor de los desperfectos sufridos en el coche patrulla y que abone otra indemnización, de 85 euros, a la víctima, más los intereses legales.

Temas