El Comercio

Wenceslao López.
Wenceslao López. / M. ROJAS

«La Fundación no tiene agobios económicos»

  • El alcalde afirma que los Premios Princesa de Asturias son una «inversión» para el Ayuntamiento por su «retorno» económico

El alcalde de la ciudad, Wenceslao López, volvió a reiterar ayer que la asignación municipal aprobada para la Fundación Princesa de Asturias en 2017 es la «adecuada». Para el regidor municipal lo es porque 250.000 euros es una cifra más que «aceptable» y «justificada» para una institución que no tiene «agobio económico». Lo argumentó ayer momentos previos a la visita que realizó López a la fábrica de La Vega, enmarcadas en las II Jornadas de Patrimonio Cultural.

Dijo esto y más. Porque el regidor municipal defendió que tanto la Fundación Princesa de Asturias como los premios que llevan su nombre tienen una «gran importancia» a nivel económico para la ciudad. «Realmente divulgar su imagen a nivel nacional e internacional es una inversión por parte del Ayuntamiento de Oviedo. Hay un retorno económico importante de ese dinero, que se multiplica», sostuvo el alcalde.

Aún así, insistió que la reducción de la aportación municipal en 50.000 euros no «interfiere» en la planificación de actos de la institución. «Hemos analizado las cuentas y desde que está la actual directora se ha consolidado económicamente a nivel de financiación».

Los Premios Líricos ya son otra cosa. El equipo de gobierno decidió eliminar estos galardones hace unas semanas argumentando que se llevaban del presupuesto municipal 260.000 euros. «No puede ser que el Ayuntamiento con fondos públicos costee un evento, que es muy importante, pero que dura tres horas y nos sale a 90.000 euros la hora», recalcó López. El alcalde también achacó la retirada de la subvención al escaso público que disfruta de este evento. «De las mil plazas, más de la mitad se consumen con entradas que se cedían a ciertas instituciones», aseveró.

Según el alcalde es un evento «insostenible» económicamente que solo podría haber sobrevivido con apoyo privado. En este sentido, el alcalde aseguró que él personalmente recabó a las empresas de Oviedo ayuda económica de tres formas diferentes: un apoyo de 3.000 euros al año, comprar una platea por 4.000 euros o patrocinar un premio por 6.000. «El balance ha sido tristísimo. Solo conseguimos que respondiesen tres empresas de más de cincuenta», cerró.